Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Buena evolución de Román tras su cornada en Las Ventas

El valenciano sufrió una cornada en el tercio medio de la cara posterior de la pierna derecha, con una trayectoria ascendente de 15 centímetros

Román FERNANDO ALVARADO

El torero Román, herido en la tarde de ayer en Las Ventas, evoluciona favorablemente de la cornada que sufrió en el gemelo derecho. Fue cogido durante la faena de muleta a su segundo toro, de la ganadería de Luis Algarra, el cual le infirió una cornada en el tercio medio de la cara posterior de la pierna derecha, con una trayectoria ascendente de 15 centímetros, que causó destrozos en el gemelo interno, según el parte médico firmado por el doctor Máximo García Padrós.

El cirujano jefe de la Monumental madrileña fue el encargado de hacerle las primeras curas en la clínica de La Fraternidad, donde ha pasado la noche "tranquilo, con las molestias propias de este tipo de percances, pero sin fiebre y sin mayores sobresaltos", ha informado a Efe el galeno.

"Mañana empezaremos a mover los drenajes y veremos si prosigue esta buena evolución, que confío que sí; además, conociendo como conozco al torero y la fortaleza que tiene en todos los sentidos, seguro que dentro de poco ya está en su casa y, en menos de lo que esperamos, también estará toreando", ha apostillado Padrós.

El joven de Benimaclet cortó una oreja en su primero tras una faena cuya mayor virtud fue la de asentarse en las zapatillas para pasar una y otra vez, con más ligereza que temple, las repetidas arrancadas de un ejemplar que puso casi toda la emoción antes de que el valenciano lo tumbara de una estocada de gran ejecución que terminó por ameritar el trofeo.

Compartir el artículo

stats