Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Categoría en julio

Morante de la Puebla, Roca Rey y Román frente a los toros de Victoriano del Río, divisa que pedían todos los toreros en las negociaciones, es el cartel de la feria - Paco Ureña y Tomás Rufo son las principales ausencias dentro de un ciclo sin argumento torista

Ángel Téllez, que debuta en València como torero, es el triunfador de la Feria de San Isidro Miguel Oses

La Feria de Julio, tal como avanzó Levante-EMV, será presentada el próximo miércoles por la noche en la plaza de toros de València. Sobre el papel, sorprende la proeza temporal de cambiar las fechas de un ciclo que estaba marcado en el calendario alrededor de san Jaime, el día 25 de julio. Pero este año, con la idea de atraer más al público y tras el precedente adverso de los últimos años, está situado en torno a la segunda semana del próximo mes, a la cola de los sanfermines.

Antes que nada habría que decir que la Feria de Julio, como la anterior de Fallas, es un ciclo suscrito a las condiciones mínimas exigidas en el pliego de contratación de la Diputación de València. Por eso, únicamente cuenta con tres corridas de toros, una novillada con picadores y una desencajonada que está fuera del abono. Dentro de ese ‘desenjaule’ de los tres encierros del serial, que será la noche del martes 12 de julio, también habrá un festejo de bous al carrer.

Ahora bien, la confección del ciclo, en plena ebullición de san Isidro, no ha sido fácil. La corrida de Victoriano del Río ha sido la novia que todos querían. Y no es para menos después del principio de temporada de la divisa de Guadalix de la Sierra porque desde Fallas, con el gran «Centinela», hasta el extraordinario «Duplicado», de vuelta al ruedo en Las Ventas, pasando por «Viajero», de Toros de Cortés, que puso el triunfo en las manos de Ángel Téllez en san Isidro, no ha dejado de cosechar tardes importantes. La última: el indulto de «Enarbolando» en Nimes.

Su tarde será la del viernes 15 dentro del cartel de la feria con Morante de la Puebla, Andrés Roca Rey y Román. El torero de Benimalcet, después del tibio inicio de temporada, tendrá la oportunidad de enderezar su carrera junto a dos máximas figuras que, sobradamente, justifican su presencia con esta ganadería. Dos de las ausencias más destacadas de la Feria de Julio, como son Paco Ureña y Tomás Rufo, también exigieron estar anunciados con este encierro.

Ureña, con la vitola de ser el triunfador de las últimas tres Ferias de Julio y después de su grave ausencia en Fallas, pidió el cartel más rematado del ciclo, con independencia de la ganadería, pero no se llegó a un acuerdo a pesar de que él se ofreció en varias combinaciones dentro de la corrida de Luis Algarra, su gran talismán en València.

Rufo, la gran revelación de la primera parte de la temporada tras abrir la Puerta del Príncipe de Sevilla y la puerta de grande de Las Ventas en menos de un mes, quedó en debutar como matador en la Feria de Fallas del próximo año después de varias negociaciones.

Precisamente, la corrida de Algarra abrirá el ciclo en un cartel en el que sorprende Miguel Ángel Perera, fuera de las ferias de principio del año. Daniel Luque, que también salió por Puerta del Príncipe de Sevilla y ganó crédito frente a los victorinos en Fallas, y Ginés Marín, fuera del pasado ciclo josefino, completan la terna del jueves 14 de julio.

La feria cumple su atractivo por tener a uno de los nombres de la temporada tras ser el triunfador de san Isidro como es Ángel Téllez. El torero toledano, que ya abrió la puerta grande de València de novillero en el 9 d’Octubre de 2017 y fue el triunfador de Algemesí al año siguiente, debutará como matador el sábado 16 frente a los toros de Fuente Ymbro, divisa que también regresa al Cap i Casal tras estar fuera de Fallas. El torero de Requena, Jesús Duque, también está incluido en el cartel tras su injusta ausencia en el serial fallero. Álvaro Lorenzo completa esa terna.

La novillada, que cierra la feria el domingo 17, tiene a dos novilleros punteros como Isaac Fonseca y Álvaro Alarcón, tras su puerta grande de Las Ventas, y al valenciano Jordi Pérez, ‘El niño de las monjas’, que fue el triunfador del serial josefino. Los novillos serán de Montealto. Las noches del viernes y sábado también habrá dos clases prácticas.

En definitiva, la puesta de largo de la Feria de Julio es atractiva por ganaderías y toreros pero falta el argumento torista, santo y seña de este ciclo. 

Compartir el artículo

stats