Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Albuixech: el cielo a ras de suelo

La población de Albuixech, en l’Horta Nord, cuenta con un conjunto de esculturas y módulos, repartidos por distintos espacios, que configuran un parque astromómico

Albuixech: el cielo a ras de suelo

Albuixech: el cielo a ras de suelo

Hace ya un año. Un año que el municipio de Albuixech inauguró el primer parque astronómico de l’Horta. Un proyecto, tras muchos años de gestación, que por fin vi la realidad. Nadie sabía entonces que la covid-19 iba a dejarlo en ‘stand-by’ durante un tiempo. Pero aún así, paseando por las vías del centro y los parques, se adivina que estamos frente a una iniciativa única en la comarca, a pie de calle.

Para conseguirlo, el ayuntamiento y la Asociación Astronómica de Albuixech unieron sus fuerzas. Y una vez instalado, pasaron por allí cientos de escolares de diversos centros educativos y otras tantas personas, que quisieron conocer de cerca la magia del universo y sus secretos.

Este parque tiene un total de siete elementos repartidos en las vías públicas tales como un observatorio astronómico (en la Casa de la Cultura), un calendario, un reloj interactivo, una esfera terrestre, un reloj ecuatorial, un Plint de Tolomeo y un reloj de doble cuadrante.

Así pues, los y lasvisitantes pueden observar de cerca del calendario que señala la hora en función de la altura y dirección del sol, y cuya la sombra proyectada se sitúa en cada posición del panel solos dos veces al año (una en primavera y otra en invierno). La esfera terrestre, situada en plena plaza del ayuntamiento, es el globo colocado de manera que su posición y orientación son iguales a las de la Tierra, quedando Albuixech en el punto más elevado. Las varas de su superficie señalan la hora, como lo haría un reloj solar en ese punto de la Tierra.

Más de treinta años

La Asociación Astronómica de Albuixech nació a finales de los años 80 y, aunque ha tenido altos y bajos, siempre ha estado en el municipio. Todo surgió del interés de un grupo de vecinos por la materia y el ayuntamiento se ofreció a brindarles ayuda. Para ello, se construyó un observatorio en la Casa de la Cultura. Empezaron con un telescopio y una cúpula, y llegaron a tener más de 100 personas asociadas al colectivo.

Ya sobre el año 2018, la asociación pidió ayuda para relanzar de nuevo el proyecto y hacer brillar la estrella que más les gusta. Así empezó la rehabilitación del observatorio, a cargo del equipo de gobierno liderado por el alcalde Josep Vicent Andreu. El consistorio dotó el espacio de una nueva cúpula y mejoró sus accesos.

Fue así como en el 2018, la asociación volvió a brillar como una estrella y comenzó a gestarse el proyecto del primer parque astrológico de l’Horta. El presidente de la asociación, Miguel Montaña, asegura que «el parque está compuesto por varios instrumentos solares y son visitados por cientos de vecinos». «Los relojes solares se inauguraron a principio del 20, así que estamos de aniversario, a pesar de a ver anuladas visitas y actos programados. Nuestras actividades son hechas por integrantes de la asociación formada por entusiastas de la astronomía», añade Montaña.

Las actividades que se plantean son las visitas de centros escolares, mayoritariamente diurnas, en las que ofrecen observaciones solares y un recorrido por el parque. Además, el colectivo organiza observaciones nocturnas, talleres, conferencias y eventos especiales. «Ahora, con la covid-19, es todo más difícil; esperamos que todo pase para que todos podamos disfrutar de la astrología», recalca.

Por su parte, la concejala de Cultura de Albuixech, Marta Ruiz, asegura estar «muy orgullosa» de la asociación ya que la iniciativa del parque «ha tenidos una repercusión muy grande». «Muchos han sido los centros que nos han visitado y era frecuente tener algún grupo en el observatorio», comenta. «A raíz de la covid-19, lo tuvimos que parar. Pero la asociación sabe que, cuando todo pase, seguiremos apoyándoles e impulsando esta manera de acariciar nuestro cielo», concluye la edila. De hecho, cuando la pandemia remita, pasear por Albuixech y conocer el parque será casi como pasear entre nubes.

Compartir el artículo

stats