Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obligados a mirar hacia delante

"Me gustan más los sueños del futuro que la historia del pasado" (Thomas Jefferson). El año más difícil para unas cuantas generaciones obliga a repensar qué sociedad queremos.

Obligados a mirar hacia delante

Obligados a mirar hacia delante

Como saben, España se enfrenta a una emergencia de salud pública que requiere decisiones extraordinarias. Una pandemia que es mundial y que supone un serio perjuicio para el bienestar del conjunto de ciudadanos». Con estas palabras empezaron a cambiar nuestras vidas. Era la noche del 14 de marzo de 2020. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, iniciaba una serie de comparecencias televisivas que por sí solas ya reflejan la excepcionalidad de la situación. Todo ciudadano ha sufrido el paso de un virus que, un año después, se ha cobrado casi 7.000 vidas en la Comunitat Valenciana (más de 72.000 en España), según cifras oficiales, más otros miles de muertos con síntomas compatibles con la covid-19.

Hoy quedan pocas dudas de que estos últimos 365 días conforman el periodo más difícil de las generaciones actuales, que vienen además de una crisis financiera que ha dejado un marco de precariedad que complica mucho más la etapa presente. Junto a cifras de contagios, muertes y desempleados, del año emergen asimismo haces de luz, como la velocidad para desarrollar una vacuna y la cohesión de Europa a la hora de ofrecer una salida generosa y solidaria.

Un año después, más que el relato de lo vivido, importa lo que viviremos: las transformaciones sociales, económicas, sanitarias, afectivas y de hábitos que han empezado a instalarse y que solo el tiempo dirá si permanecen o si el futuro que ahora vaticinamos tan distinto del presente no lo será tanto. Las necesidades y los retos obligan a pensar hacia dónde caminamos mientras digerimos la catástrofe.

Compartir el artículo

stats