Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Laguna: "La caída de Cs polarizará aún más la política española"

"El centro puede crecer rápido y disolverse después porque no está ideologizado como sí ocurre en la derecha y la izquierda"

Carlos Laguna

Carlos Laguna

¿Es imposible que se consolide una opción de centro en la política española?

El centro es un espacio con una importante masa de votantes, pero es un electorado más sociológico que ideológico. Es muy pendular en función de las ofertas que ofrezcan derecha e izquierda. En el centro no hay una ideologización como en los partidos de la derecha o la izquierda tradicionales y con una base de votantes inamovible. Y aunque pueda tener un crecimiento rápido, también se puede disolver rápidamente como un azucarillo. El electorado no perdona los bandazos como le ha pasado a Cs que empezó socialdemócratas y acaba cerca de la ultraderecha.

¿Cree que con el posible hundimiento de Ciudadanos se diluye la última opción para evitar la polarización total de la política española?

Sin duda. Si Ciudadanos se hunde asistiremos a una mayor polarización de la política española y a una batalla electoral para atraer los votos que puede dejar huérfanos el partido naranja. En la Comunitat Valenciana, si se deshincha Cs como todo parece indicar, buena parte de ese electorado puede verse representado por el PSPV-PSOE que, junto a sus socios de gobierno, están trabajando bien las políticas dirigidas a las personas.

¿La ausencia de un centro político hace imposible acuerdos de Estado de gran calado como la reforma de la Constitución o un nuevo modelo de financiación?

No necesariamente. Si el PP deja de deslegitimar a un Gobierno legítimo como el de Pedro Sánchez claro que se pueden alcanzar grandes acuerdos políticos, siempre que sean en base a un diálogo sereno y fructífero. Pero si siguen en la línea de que esto es su cortijo en el que solo ellos pueden mandar, difícilmente puede haber consenso y diálogo.

¿Ahí si sería necesario el centro?

En esa tesitura sí que sería necesario un partido de centro, porque el PP nunca ha sido de centro en su esencia. Ni siquiera con los distintos disfraces que ha venido utilizando desde la Transición en función de intereses electorales y punto.

¿La campaña de Madrid va a polarizar aún más la política española?

Efectivamente, va a profundizar en esa polarización entre la izquierda y la derecha más radical representada ahora por Díaz Ayuso con mensajes de «gabinete de efectos especiales» dirigidos a votantes de la ultraderecha. Ángel Gabilondo, con una campaña sosegada y moderada, puede recoger votos desde la izquierda hasta el centro.

Compartir el artículo

stats