Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alarma deja paso a la esperanza

Empleo: teletrabajo y digitalización

Generalitat, sindicatos y patronal apuestan por impulsar y regular el empleo a distancia sin perder derechos ni productividad. La economía de ‘curar, cuidar y criar’ debe crecer

Trabajadores de Ford, en la terminal de autobuses de la factoría de Almussafes, tras acabar su turno.

Trabajadores de Ford, en la terminal de autobuses de la factoría de Almussafes, tras acabar su turno.

Nuestras carreras profesionales serán inestables y fluidas. La automatización y la dignificación amortizará los puestos de trabajo más físicos, y se creará empleo en sectores que precisen empatía y en la economía de las tres ‘c’: curar, cuidar, criar». Así de contundente se muestra el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, a la hora analizar la situación del mercado laboral de la Comunitat Valenciana tras el estado de alarma. Además, indica que la formación será permanente, crecerá la opción del teletrabajo, la flexibilidad horaria y la reducción de jornada. «Y dispondremos de más tiempo libre», sostiene el director general de Labora.

El presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, es más prudente. Considera que «la pandemia ha reorientado las modalidades de trabajo y el teletrabajo será una opción más para algunos sectores, pero no es válida para todos. Lo más importante -destaca el dirigente de la patronal- es que sea la negociación colectiva la que siente las bases para que el teletrabajo ofrezca garantías a empleadores y empleados. En esta nueva etapa debemos aprovechar los avances en materia de digitalización obtenidos durante la crisis sanitaria para ser más productivos y competitivos», concluye.

Mientras tanto, las centrales sindicales abogan por garantizar los planes de protección social. Según Daniel Patiño, secretario de acción sindical de CC OO-PV, «todo hace presagiar que el peso del sector turístico se reducirá, por lo que se deben implementar a la vez medidas de protección social y otras que amortigüen el impacto en el empleo, canalizándolo hacia otros sectores», destaca el dirigente sindical. En su opinión, el teletrabajo se va a estabilizar en unas cifras superiores a la prepandemia, «pero sustancialmente inferiores a la época de trabajo forzado a domicilio». Y asegura que el despliegue de la ley del trabajo a distancia «puede tener impactos muy positivos y algunos riesgos, especialmente para las mujeres, de los que hay que seguir la evolución».

Según UGT-PV, la vacunación va a permitir recuperar una relativa normalidad este verano, salvo que aparezcan circunstancias negativas no previstas. Sin embargo, apunta el secretario general de la central ugetista, Ismael Sáez, «la calidad y cantidad del empleo con carácter estructural, más allá de la pandemia, dependerá de la corrección que seamos capaces de introducir en la reforma laboral para eliminar temporalidad y precariedad». También aboga por la mejora de nuestro modelo productivo aprovechando los fondos europeos de recuperación. En cuanto a las nuevas formas de empleo, como el teletrabajo, Sáez sostiene que es evidente que se irán incorporando como consecuencia de la digitalización, ya lo ha hecho con la pandemia, pero debe ser regulada y sin alterar la dignidad ni los derechos de las personas».

Compartir el artículo

stats