Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mireia Coscolla: "No podemos relajarnos hasta que la vacuna llegue a todo el mundo"

Viróloga del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas

Mireia Coscolla

Mireia Coscolla

Mireia Coscolla es viróloga del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (I2SysBio) del CSIC y la Universitat de València. Ha investigado en profundidad la covid-19 y ha seguido al milímetro su evolución desde el estallido de la pandemia. Habla con conocimiento de causa. Y sus afirmaciones son un jarro de agua fría para quienes atisban en el 9 d’Octubre un cambio radical de vida hacia la recuperación de la cotidianidad perdida a principios de 2020 por culpa del fatídico virus. «No estamos en situación de poder hablar de normalidad. Queda mucha gente sin vacunar», advierte. Coscolla se refiere a los menores de 12 años de edad, cuya inmunización podría aprobarse a finales de año. A partir de ahí, una vez completada la vacunación de la población por grupos de edad, según la investigadora a partir de la primavera de 2022, comenzará a despejarse el horizonte. Y aún llegado ese momento todavía habrá que calibrar cuál es la capacidad de transmisión de casos con todos los indicadores en la mano, antes de poder rebajar los niveles actuales de prudencia. «La vacunación está siendo efectiva, pero no impide la transmisión y aún hay elementos a estudiar. No podemos plantearnos una situación de no covid todavía», insiste la viróloga, que aún así cree que la pandemia como tal puede haber pasado ya y descarta un agravamiento de la crisis sanitaria. «Tenemos que ver cómo se traduce la vacuna en la transmisión de la enfermedad, aunque hay una fracción pequeña de hospitalizados hay que estar muy atentos», subraya.

Otro elemento que pone Coscolla sobre la mesa es la importancia de que la inmunización contra la covid alcance a todos los rincones del planeta. «Mientras haya regiones del mundo sin una cobertura vacunacional aceptable, sigue habiendo un flujo de entrada del virus. Hasta que no nos concienciemos de la necesidad de que haya un alto nivel de vacunación no nos podemos relajar», advierte la experta, que hace hincapié en que los países y las comunidades no son estancas y «no se pueden frenar los movimientos». Coscolla recuerda que aún hay países que no han empezado a vacunar y llama a centrar ahí los esfuerzos para ser efectivos. «Más vale seguir usando mascarillas en interiores y que se vacune a todo el mundo», zanja. Si algo ha enseñado esta crisis es a pensar de forma global. 

Compartir el artículo

stats