Levante-EMV, Valencia

El comité jurisdiccional de la Federación Española de Fútbol falló ayer a favor del Elche en el contencioso que mantenía con el Levante por los derechos federativos del jugador polaco Tomas Frankowski. Después de que ambos clubes presentaran alegaciones en el acto de conciliación, el comité ha estimado las presentadas por la entidad franjiverde.

El Elche da por zanjado el tema y no demandará al Levante por daños y perjuicios, tal como se había rumoreado en los últimos días. El portavoz Martín Minaya aseguró ayer que «para el Elche, el partido ha terminado».

Pero la postura levantinista no es tan tibia. Ayer, un escueto comunicado oficial remitía a que «sin entrar en el fondo del asunto», la decisión dejaba abierta la posibilidad de recurrir ante la FIFA y la justicia ordinaria.

El Levante considera que la RFEF «viene a declararse incompetente en la resolución de este caso por corresponder a un organismo superior como es la FIFA». Por ello, el lunes pesentará ante la FIFA un recurso «sin que se renuncie a la Justicia Ordinaria».

Tomas Frankowski se comprometió con el Elche a finales del pasado verano, motivo por el que el Levante denunció la contratación por entender que con anterioridad había hecho lo propio con el club granota. El Elche argumentó la legalidad del fichaje y se basó en que tanto el Wisla de Cracovia, su club de procedencia, como la Federación Polaca de Fútbol había extendido el pase internacional del jugador a favor del Elche. El futbolista, paradójicamente, se presentó con la camiseta franjiverde en el encuentro disputado en Valencia ante el Levante.