Efe, Suzuka

Fernando Alonso (Renault) explicó ayer en el circuito de Suzuka, escenario este fin de semana del Gran Premio de Japón, que aún está «intentando de saborear» el título de campeón del mundo de Fórmula Uno que logró el 25 de septiembre en el de Brasil Alonso, el más joven campeón de la historia de la Fórmula Uno, considera que es «mejor llegar a esta carrera teniendo ya el campeonato decidido y más tranquilo».

«Siempre que consigues algo importante, algún sueño, resulta difícil darte cuenta de verdad y saborearlo plenamente el mismo día que lo logras. Después, a la siguiente semana, vas pensando en muchos momentos de tu carrera, de la propia temporada que está a punto de acabar, y en la magnitud del campeonato que acabas de lograr», agregó. Alonso también se refirió a las celebraciones en toda España tras la conquista del Mundial. «La respuesta de la gente me está sorprendiendo todo el año, no sólo ese día. Me impresionó mucho saber que durante la carrera no había nadie por las calles, y también las celebraciones, con toda la gente en las calles y en las fuentes con sus bufandas y su ropa azul saltando de alegría por algo que ha conseguido alguien al que ni siquiera conocen».

«No tenía $27la cucaracha$27 para hacer»

El piloto asturiano explicó que su manera de celebrar el título hace once días en Brasil, en donde comenzó con tranquilidad para luego explotar de júbilo, se debió a que no sabía exactamente lo que hacer. «No teníamos ni $27la cucaracha$27 ni otra cosa para hacer. En cada carrera te bajas del coche de una forma especial». El piloto español no cree que el hecho de tener el título en el bolsillo le permita cambiar su actitud en el Gran Premio de Japón: «Cuando te subes al coche y tienes el casco puesto haces lo de siempre. No creo que ser ya campeón cambie nada. Siempre he salido a darlo todo y a concentrarme todo el fin de semana para hacer una buena elección de neumáticos del viernes, una buena $27crono$27 el sábado y una buena carrera el domingo».«También es cierto que a veces, como en Silverstone o en Brasil, cuando tienes alguna lucha con tus rivales, como fue el caso de Juan Pablo (Montoya), que quieren adelantarte en la salida, sabes que esos no son momentos de arriesgar», señaló.

Para el asturiano lo único que puede cambiar es que en estas dos carreras que faltan puede «arriesgar un pelín más». «Puedo intentar asumir más riesgos en las salidas. Pero a la hora de afrontar el gran premio no habrá una gran diferencia». A juicio de Alonso los «McLaren sigue estando por delante». «Antes de Brasil nosotros estábamos a unas ocho décimas de ellos, y ahora estamos a cuatro o cinco, pero recuperar estas cuatro o cinco es una misión imposible en esta carrera. Si sus dos coches acaban las dos últimas carreras ganarán el Mundial de Constructores, pero si no lo hacen nosotros tenemos nuestra opción. La presión es para los dos equipos».