06 de junio de 2010
06.06.2010

Saltan las malas noticias

Robben es el último en entrar en la epidemia de lesiones que amenaza con deslucir el torneo

06.06.2010 | 02:00
Drogba, dolorido en el suelo, tras romperse el cúbito.

?
Muy malas noticias en forma de lesiones las que están llegando a los cuarteles generales de la FIFA y el Comité Organizador del Mundial, que han visto en cuestión de días como grandes nombres del fútbol internacional han quedado descartados para el torneo o cuya participación permanece en el alero. El delantero de Chelsea y referente indiscutible de la selección de Costa de Marfil, Didier Drogba; el capitán y central de Inglaterra, Rio Ferdinand; la brújula de Italia, Andrea Pirlo, o el portero de Brasil y del Inter, Julio César, han sufrido algún percance físico de mayor o menor consideración. Y ayer, el centrocampista del Chelsea John Obi Mikel, uno de los puntales de la selección nigeriana, se unía a la lista de bajas definitivas tras sufrir una lesión de tobillo durante el entrenamiento de Nigeria en Pretoria.

"Robben no tiene buena pinta"
Y lo que faltaba. Arjen Robben, lesionado en el amistoso de Holanda contra Hungría (6-1) después de marcar dos goles en el segundo tiempo, no viajará esta noche con el resto de la selección para Sudáfrica y quedará a la espera del diagnóstico de los médicos. El jugador del Bayern Múnich tuvo que abandonar el terreno de juego en el minuto 85 con la ayuda del equipo médico debido a una lesión en los tendones de la corva izquierda. Robben fue trasladado a un hospital para ser sometido a pruebas médicas, según la televisión holandesa. El seleccionador holandés Bert van Marwijk ha confirmado que el jugador no viajará con el resto de la expedición y comentó, lacónico: "Lo de Robben no tiene buena pinta".
Son lesiones que vienen a unirse a otras ya conocidas pero no menos tristes, pues han apartado a grandes jugadores del Mundial, como la del capitán de Alemania, Michael Ballack, o la del referente de Ghana, Michael Essien, la estrella negra por excelencia, incapaz de recuperarse de la lesión que sufrió durante la Copa África.
Ahora mismo toda Costa de Marfil y medio continente africano espera impaciente la evolución de Drogba, que el viernes, durante un amistoso frente a Japón se rompió el cúbito en un choque fortuito con el defensa nipón Marcos Tulio Tanaka, por lo que fue trasladado al hospital. Sólo los optimistas más recalcitrantes esperan que Drogba acabe disputando el Mundial con algún tipo de protección, aunque parece del todo improbable, pues la FIFA impide jugar al fútbol con yesos o fístulas rígidas. El propio Drogba se descartó cuando conoció el alcance de su dolencia, aunque más tarde expresó esperanzas de estar en Sudáfrica.
Por su parte, Italia vive pendiente de Pirlo, que sufre una distensión en la pantorrilla izquierda y se encuentra en Milán, adonde fue trasladado desde la concentración de los azzurri. "La de Pirlo es una lesión que me preocupa, pero afortunadamente hay tiempo", explicó esperanzado el médico de la selección Enrico Castellacci, que señaló que el tiempo de recuperación para este tipo de lesiones es de entre 15 y 20 días. En el mejor de los casos, Pirlo debutaría en el segundo partido de Italia frente a Nueva Zelanda, programado para el 20 de junio.
Por su parte, Julio César, considerado el mejor guardameta del mundo, lleva dos días sin trabajar con el grupo y sometido a sesiones de fisioterapia, por culpa de una lesión en la espalda que se produjo en el amistoso que Brasil disputó esta semana ante Zimbabue. Aún así, Dunga, el seleccionador brasileño, dijo que no es una lesión importante y que Julio César estará pronto de nuevo a sus órdenes. Otros jugadores arrastran problemas físicos, como es el caso de Fernando Torres, aunque se espera que se recupere pronto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine