10 de junio de 2010
10.06.2010
Mundial de Sudáfrica

España será la última en llegar y, ¿la última en marcharse?

La selección viaja a Johannesburgo con la vista encima de todo el planeta futbolístico, que le adjudica el papel de gran favorita

10.06.2010 | 19:38

Nunca España había llegado a un Mundial con tal grado de expectación. No sólo en nuestro país, sino en todo el mundo. El ´planeta fútbol´ quiere comprobar, en la cita más importante, la que encumbra jugadores y estilos, si lo que la selección ha conseguido en los dos últimos –unificar triunfos y una poderosa estética- tiene traslación a la Copa del Mundo.

El avión de España parte el jueves (23.30 horas) desde Barajas y está previsto que aterrice en Johannesburgo el viernes a las 9.30 horas. Desde ahí, la expedición nacional se desplazará a Potchefstroom. España será la última en llegar a territorio sudafricano y quiere ser la última en abandonarlo, olvidando así las decepciones del pasado. El mundo está vigilante después de que los poderosos le hayan adjudicado a la selección el papel de gran favorita.

Todo el mundo se ha deshecho en elogios hacia el equipo de Vicente del Bosque, al que gusta esta consideración pero no pierde la cabeza con ello, acorde con la cautela que define al seleccionador. Los futbolistas asumen también dicha condición. Les agrada notablemente. Pero, como ha reconocido el 'cerebro' Xavi Hernández, el mejor centrocampista del mundo, él y sus compañeros se ven más como candidatos que como favoritos. No obstante, otros como Sergio Ramos subrayan que "el equipo lleva en mente hacer el mismo papel que en la Eurocopa".

Primero encaran el grupo, los partidos ante Suiza, Honduras y Chile, y luego, si se cumplen las previsiones, llegará el momento de pensar en el temible cruce de octavos de final, en el que se presume que el rival será de enjundia, ya sea Brasil, Portugal o Costa de Marfil. Ese puede ser el primer gran momento en el que se ponga a prueba la auténtica valía mundialista de esta España, de este equipo que en los últimos tiempos tan solo ha perdido un partido, el de las semifinales de la Copa de las Confederaciones contra Estados Unidos.

Tampoco la lesión sufrida por Andrés Iniesta cambia los planes, porque el problema del barcelonista quedó en un edema en un muslo y, aunque normalmente precisa entre cinco y siete días de recuperación, no está descartado para el encuentro inicial ante Suiza en Durban el próximo 16. "Espero estar ante Suiza, con optimismo y energía positiva todo se acorta", ha dicho el centrocampista. Además, España ha recuperado también a Torres y Cesc, que llegaron a la concentración después de varias semanas de baja.

Así pues, España afrontará el Mundial con un papel de favorita es que hasta el momento no se le había otorgado. Esta vez, la ilusión que envuelve a la 'Roja' tiene fundamentos para hacer soñar, pero selecciones como Brasil, Inglaterra o Argentina se configuran como grandes obstáculos en el camino de un torneo, donde África quiere ser también protagonista deportiva, donde ningún rival da facilidades y donde los fallos se pagan caros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine