11 de junio de 2010
11.06.2010

La ansiedad de Cristiano

11.06.2010 | 02:00
CR9 visitó ayer junto a Queiroz a Nelson Mandela.

Cristiano Ronaldo afronta el Mundial con la presión de demostrar con la selección de su país su capacidad de liderar al equipo hasta llevarlo a lo más alto, como lo ha hecho en sus clubes.
Esta situación y el hecho de que no haya marcado ningún gol con su selección en los últimos 15 meses le está creando una ansiedad que se trasluce en sus gestos y acciones dentro del campo, con las que busca acabar con esa agonía que supone no anotar para un futbolista y goleador de su talla.
Esa frustración y presión por las preguntas le lleva a apartarse del primer plano. No habla con la prensa y anteayer no participó en una visita a un safari con sus compañeros ni tampoco en un entrenamiento destinado a los suplentes en el amistoso ante Mozambique, como fue su caso. Su ausencia en el once llamó la atención, teniendo en cuenta de que se trataba del último ensayo antes del Mundial, aunque el seleccionador Queiroz justificó su suplencia por "opciones técnicas".
A la frustración de su temporada en la liga española, sin títulos que llevarse a la boca, hay que sumar su situación en Portugal, aunque no rehuye en el terreno de juego la presión que recibe en todos los ámbitos, incluidos sus propios compañeros que depositan en sus espaldas buena parte de sus probabilidades de éxito.
En la cita alemana de 2006, Ronaldo ya daba lecciones de buen fútbol con su selección pero todavía se encontraba protegido por Luis Figo, que tenía un gran carisma y le mantenían algo alejado de la primera línea de atención.
A pesar de su indudable calidad técnica y su carácter ganador, a CR9 todavía le falta un punto de madurez para convertirse en ese líder que todo equipo necesita. Mientras lo consigue concentra ahora todas las miradas y una presión cada día mayor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine