13 de junio de 2010
13.06.2010

Una Torre de Babel con once lenguas oficiales

13.06.2010 | 02:00
Blatter, en una comparecencia de prensa, en las que suele responder en inglés. KERIM OKTEN

El fútbol del Mundial se difunde en las once lenguas oficiales de Sudáfrica, el país anfitrión, pero también es frecuente escuchar castellano, portugués, italiano e incluso árabe, lo que convierte al entorno del torneo en una Torre de Babel, aunque con menos dificultades para el entendimiento que en el pasaje bíblico. En ese contexto, el inglés es la lengua vehicular del Torneo.

El fútbol del Mundial se difunde en las once lenguas oficiales del país, pero también es frecuente escuchar castellano, portugués, italiano e incluso árabe, lo que convierte al entorno del torneo en una Torre de Babel, aunque con menos dificultades para el entendimiento que en el pasaje bíblico.
La Torre de Babel, la alusión constante a la hora de explicar situaciones en las que es difícil o imposible entenderse, ha aparecido en la Copa, pero sin generar confusiones irresolubles. Sin embargo, es más que posible que una pregunta en portugués pueda ser respondida en italiano, en inglés o en ambos idiomas y traducida después a esas mismas lenguas o a otras como el español. No obstante, con el inglés se entiende casi todos quienes se mueven alrededor del Mundial y en cualquier punto del país.
Sin embargo, no todos lo hablan o entienden correctamente, ni tan siquiera los propios sudafricanos, aunque es un idioma que se emplea en las señales de tráfico y es la lengua habitual en los hoteles, el comercio, las finanzas, el gobierno y los documentos oficiales.
De las once lenguas oficiales de Sudáfrica, hay cuatro que tienen un uso mayor que las demás, como son el caso del zulú o el xhosa, que son dos idiomas autóctonos, además del afrikáans, hablado por parte de la población que emigró de Holanda, por lo que el inglés puede considerarse como un punto de encuentro entre las lenguas. Por ejemplo, en sus comparecencias, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, se dirige normalmente a sus interlocutores en inglés, aunque es suizo de nacimiento y tiene en el alemán su lengua materna. También habla francés, español e italiano.
El brasileño Carlos Alberto Parreira, seleccionador nacional de Sudáfrica, está habituado al inglés y su rueda de prensa tras en el encuentro inaugural del torneo no la dio en portugués sino en este idioma.
Para los extranjeros, la situación no es complicada, puesto que siempre encuentran una respuesta en inglés, aunque cuando se escucha hablar a ciudadanos sudafricanos blancos y no les entiendan deben caer en la cuenta de que hablan afrikáans. En cambio, cuando hablan entre ellos los sudafricanos negros, normalmente se comunican en zulú o en xhosa, las dos lenguas africanas más extendidas en el país.
En cualquier caso, todos ellos se pasan al inglés en cuanto se dirigen al extranjero que ha llegado al país para vivir esta Copa Mundial de la FIFA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine