23 de junio de 2010
23.06.2010

La forma más fácil de pilotar un F1

Los aficionados pueden probar las sensaciones de un monoplaza con el simulador de Ferrari en Aqua

23.06.2010 | 02:00
Un aficionado prueba el simulador de Ferrari.

Después de una breve explicación de cómo funciona el volante, un comisario del circuito de Cheste te aprieta fuerte el cinturón de tres puntos al chasis de un Ferrari de Fórmula 1. Estás a punto de saltar a la pista de Fiorano, el circuito de pruebas de la escudería italiana. "Pulsa la palanca del embrague y suéltala poco a poco. Cuidado en la primera vuelta porque los neumáticos están fríos y es fácil hacer un trompo". Al volante del monoplaza está Álvaro Rogero, un joven valenciano de 21 años. No, no se trata de la nueva promesa del automovilismo español, pero durante unos minutos se ha sentido como Fernando Alonso y Felipe Massa. Las sensaciones son muy parecidas, aunque Álvaro ni siquiera ha rodado en el circuito. Él, al igual que cientos de valencianos que pasarán estos días por el centro comercial Aqua Multiespacio, tuvo la oportunidad ayer de probar el simulador Shell V-Power de Ferrari, que transmite reacciones muy similares a las que experimente un piloto en la pista. Pero no tiene ruedas y el circuito está formado por tres grandes pantallas. Es como una videoconsola hiperreal. Es el simulador que usan los pilotos de la Scudería para ponerse a punto antes de los grandes premios.
El simulador de la petrolera Shell, que por primera vez llega a España, es el que usó Felipe Massa hasta el año pasado para entrenarse. Esta temporada acaban de estrenar un nuevo simulador más potente y con muchas posibilidades, pero el que está instalado en Aqua Multiespacio cubre de sobra las expectativas de cualquier aficionado. "Está muy bien. Supongo que no es igual que subirse a un Fórmula 1, pero sientes cuando pisas un piano o la fuerza que tienes que hacer con el volante para tomar una curva. En realidad me lo imaginaba más difícil, pero es verdad que cuando intentas ir rápido es muy complicado", explicaba ayer Álvaro Rogero.
Los responsables de Shell y Ferrari han limitado las funciones reales del simulador para que los aficionados puedan disfrutar cuando lo pilotan. "Si utilizamos el programa completo, pocos serían capaces de completar un vuelta, porque no es fácil dominar el coche", explicaba Alessandro Brabilla, el técnico de Ferrari venido directamente de Módena y que trabaja codo con codo con Massa o Alonso cuando se suben al simulador.
Para otros la experiencia es muy corta. "Me ha gustado, pero se acaba enseguida el tiempo para probarlo. Leí en Levante-EMV que estaba instalado, fui a poner gasolina a una estación Shell y he venido a probarlo. La verdad es que es más complicado de lo que imaginas", cuenta Raúl, un joven funcionario de Mislata muy aficionado a la Fórmula 1, aunque reconoce que no tiene entradas para el Gran Premio "porque las localidades son muy caras".
El simulador Shell V-Power estará en el centro comercial Aqua hasta el próximo domingo 27 de junio. Los aficionados pueden probarlo de 12 a 14 horas o de 17 a 21h. Para ello tienen que conseguir el ticket que da acceso al simulador repostando un mínimo de 30 litros de Shell V-Power en cualquiera de las estaciones de servicio Shell del área de Valencia, o bien realizando una compra superior a 30 euros en cualquiera de las tiendas del centro comercial Aqua.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine