25 de junio de 2010
25.06.2010

Sesenta y un años sin parar de rodar en Assen

25.06.2010 | 02:00

Donís Martí

Assen es una pequeña localidad que se encuentra a unos 220 kilómetros de Amsterdam, por lo que con un vuelo directo desde Valencia se tardan unas cinco horas en llegar al circuito. El circuito lleva el mismo nombre de la localidad y es, desde hace muchos años, la Catedral del Motociclismo Mundial. Desde 1949 se disputan carreras del Mundial ininterrumpidamente. Este fin de semana se disputa el Gran Premio de Holanda, con las carreras en sábado en lugar de domingo.

Muchas modificaciones
Desde su construcción en 1949 el circuito ha ido sufriendo diferentes modificaciones para poder adaptarse a las normativas de seguridad que se han ido aplicando en el campeonato. El circuito original tenía una longitud de ¡16,5 kilómetros! Por lo que las carreras se disputaban a muy pocas vueltas. Muchas de las partes del circuito circulaban por carreteras convencionales que se cortaban al tráfico durante el Gran Premio para tal efecto.

Assen está "mutilado"
Los pilotos en la actualidad que han corrido en el Assen de la época más moderna (con una longitud de 6,5 kilómetros) afirman que con las modificaciones hechas en 2007, Assen ha quedad mutilado. En la actualidad es un circuito de 4,5 kilómetros que conserva muy pocas cosas del Assen original. Antiguamente era una pista rapidísima con curvas enlazadas a muy alta velocidad. Hoy en día Assen es un circuito más dentro del calendario.

La carrera se disputa sábado
El GP de Holanda es la única carrera del calendario que tiene la fecha fija. La carrera de Assen siempre se disputa el último sábado del mes de junio. Y se disputa en sábado por un motivo bastante curioso. Las primeras ediciones de la carrera eran en domingo pero el párroco del pueblo detectó que los fieles de su iglesia preferían ver las carreras que ir a misa, pues no acudía nadie a la homilía. Por lo que pidió a las autoridades el cambio de fecha, se lo coincidieron y ahí ha quedado para siempre.

No hay noche
Dado el punto geográfico en el que nos encontramos (muy al norte) los días y las noches se alargan mucho dependiendo en la época del año en la que estamos. Ahora mismo, con el solsticio de verano, los holandeses sólo tienen cuatro horas de noche, por lo que sobre las 12 de la noche es cuando se quedan sin luz natural y a las 4 de la mañana, el sol ya ilumina el país de los tulipanes.

Mucho público
Pese a ser jueves, ayer nos encontramos un montón de público en las proximidades del circuito. Y es que este es el único Gran Premio que se disputa en la parte norte de Europa, por lo que belgas, holandeses, finlandeses, luxemburgueses y demás copan todos los hoteles y campings de los alrededores del circuito y la ciudad. La mayoría de ellos se toma toda la semana de vacaciones para poder disfrutar de las carreras.

3

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine