28 de junio de 2010
28.06.2010
40 Años
40 Años

Al final, todos tristes

28.06.2010 | 02:00
Al final, todos tristes

El Mundial de fútbol tiene eso: sólo hay un ganador. Por eso, de las 32 selecciones, habrá 31 que, en algún momento, abandonarán el terreno de juego cargados de frustración.

?
El Mundial de Fútbol tiene eso: que sólo vale ganar. Esto no es como los Juegos Olímpicos, que si te vas con la plata y el bronce tampoco está mal. Y tampoco es lo mismo que Inglaterra se vaya a casa en octavos de final que Paraguay en cuartos de final. Tampoco es lo mismo que seas mexicano y te elimine Argentina que ser Holanda y te elimine Eslovaquia. Pero, al final, la derrota siempre escuece, duele y frustra. Pero no hay que engañarse: el futbolista siempre lo supera. Algunos antes que otros. Los hay que hoy se han ido a la calle y de noche ya sonríen como si nada. Y se van de fiesta. Otros no levantan cabeza en días.
Pero cuando llega la última jornada de la primera fase y, desde el sábado, cuando los partidos son de todo o nada, las escenas son las mismas, hágalas un norteamericano, un mexicano o un italiano. Tampoco es lo mismo perder en un partido donde te han dado un baño que marcándote el gol en el último minuto. Ni que te acuerdes de un error del colegiado que ha condicionado el partido. O que hayas tenido mil ocasiones desaprovechadas.
Pita el árbitro el final y por lo menos once jugadores se desparraman por el suelo. Los hay que lloran a moco tendido. Las posturas son un perfecto estudio anatónico: desde el que se queda de pie al que lo hace en cuclillas o el que se tumba en el suelo y cierra los ojos, deseando, sin éxito, que cuando los vuelva a abrir, todo haya sido un error, una pareidolia del destino. Pero eso nunca ocurre. Quien aparece es un jugador del equipo contrario, que te da unas palmadas y unos ánimos que sabes perfectamente que le traen sin cuidado.
Luego están las liturgias del cambio de camisetas, del saludo a la grada donde están los seguidores, comerse al árbitro si las circunstancias del partido lo aconsejan y el abrazo entre compañeros de desdicha, así como las contestaciones a los periodistas a los que harías tragar el micrófono en ese momento.
¿Cuanto tardarán los españoles en gimotear?. Lo medio hicieron el primer día. Tampoco estaría mal que lo hicieran el último día, pero de alegría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine