30 de julio de 2010
30.07.2010

Mata, ¿hasta cuándo?

El club no ejecuta la mejora económica prometida y hay dudas sobre cuando termina su contrato

30.07.2010 | 02:24

Juan Mata tiene contrato con el Valencia hasta... según quién concluya la frase. Manuel Llorente insiste en que la vinculación del jugador con el club finaliza en junio de 2013, pero el representante del campeón del mundo -su padre- mantiene que la relación termina un año antes, es decir, en junio de 2012. Así es que, sólo la redacción de un nuevo contrato, permitiría aunar a las dos partes. Pero mientras esto ocurre, aparentemente, lo único claro es que el futbolista se incorporará a los entrenamientos el próximo martes y que, salvo que el Valencia reciba una oferta importante -el Barça sigue interesado en él si no logra el fichaje de Cesc-, seguirá siendo el "10". Y que mantendrá su actual ficha, establecida en 800.000 euros, o lo que es lo mismo, uno de los sueldos más bajos de la plantilla.
El Valencia, mantiene, que le va a mejorar el contrato al burgalés, pero esta intención, de momento, parece estar congelada ya que en cada encuentro que mantienen Llorente y Mata (padre) se tensa más la cuerda. El agente del jugador sabe que, tras la salida de Villa y Silva, Mata es el nuevo emblema del club y quiere que el Valencia mejore sustancialmente la ficha de su representado y se nivele con la de los futbolistas importantes de la plantilla. Pero el presidente se resiste y parece no compartir esta tesis.
Al margen de esta enmarañada situación, Juan Mata sigue coleccionando reconocimientos. La Nueva España, periódico que pertenece al mismo grupo editorial que Levante-EMV, Editorial Prensa Ibérica, ha distinguido al jugado como "Asturiano del mes" de junio y el futbolista, acompañado de su familia, ha recogido en la sede del periódico en Oviedo, el galardón que el entregó la directora de La Nueva España, Ángeles Rivero y Melchor Fernández Díaz, consejero de Editorial Prensa Asturiana.
Juan Mata, todavía asombrado por la gesta lograda en Sudáfrica, durante la entrega del premio, relató una simpática anécdota del partido decisivo ante Holanda. "Había en el campo diez balones con el logotipo de la final y yo quería uno de recuerdo. Cuando lo cogí para llevármelo, un recogepelotas salió detrás de mí. Me decía que tenía que dejarlo. Insistí, me hice el sueco, lo escondí debajo de la camiseta y al final lo conseguí. Lo traje firmado por todos mis compañeros".
"El hombre del tobillo mágico", como lo definió su compañero Pepe Reina, también se refirió al Valencia. Además de mostrarse preparado para "tirar del Valencia lo que haga falta", Mata calificó de "garantías" a los nuevo fichajes y valoró que Unai Emery cuenta con "un equipo competitivo" porque, dijo, "los fichajes son muy buenos refuerzos". Ésta será la temporada en la que Mata debute en la Liga de Campeones. Un nuevo reto para el jugador de sólo 22 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes