04 de octubre de 2010
04.10.2010

Clásicos con mucha gasolina en las venas

04.10.2010 | 02:00
Clásicos con mucha gasolina en las venas


El Circuit de la Comunitat Valenciana cerró ayer la sexta edición del Día de Ricardo Tormo, un festival de motos clásicas en el que más de cien pilotos y sus motos de museo se reúnen cada año y que se ha convertido en uno de los mayores eventos de motocicletas clásicas de Europa.

Uno de los protagonistas fue el último Campeón del Mundo de 80cc, Manuel Champi Herreros a los mandos de su Derbi, y su hijo Manuel, por primera vez a los mandos de una moto de velocidad en el Circuit, que pilotó la Ossa con la que su padre participó en distintas competiciones a lo largo de su carrera
El catalán Joan Garriga se subió a su Yamaha 500cc con la que a principios de los 90 formó la pareja española en la categoría máxima junto a Sito Pons después de protagonizar la categoría de 250cc a finales de los 80. La exposición de los 30 años en competición de Jorge Martínez Aspar fue otro de los elementos más llamativos de un fin de semana en el que pilotos de diversas nacionalidades rindieron su homenaje anual al bicampeón del mundo valenciano.
Asimismo el Día de Ricardo Tormo sirvió de punto de reunión para las motos diseñadas por Antonio Cobas. Motos como las Siroko o las JJ-Cobas salieron a la pista con sus actuales propietarios. Tanto en las cilindradas de 125 como de 250. Entre ellas la Kobas de 250 con la que Sito Pons consiguió su primera victoria en el circuito del Jarama. Honda, Derbi, Ducati, Ossa, Bultaco, Montesa y un sinfín de nombres míticos desfilaron por la pista por la que en poco más de uno mes se celebrará el GP de la Comunitat Valenciana. Además, por primera vez salieron a la pista las Vespa y Lambretta de competición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine