07 de octubre de 2010
07.10.2010
GP de Japón

Massa ayudará a Alonso... lo justo

El compañero del asturiano se niega ser escudero porque él no es "el nuevo Barrichello de Ferrari"

06.10.2010 | 21:40

Felipe Massa no cometerá imprudencias y echará un cable a Alonso si es necesario para que gane el Mundial. Pero hasta ahí. Ni un paso más. Si alguien espera una sonrisa suya, una palmadita en el hombro o una fiesta por todo lo alto, puede ir cambiando rápidamente de idea. Una imagen del último Gran Premio de Hungría lo dice todo. Celebraba Ferrari en pleno el 29.º cumpleaños del asturiano: tarta, champán y demás parafernalia. Brindis a un lado y a otro. El brasileño participa, choca su copa con Fernando, pero no enseña ni un diente. Muy serio. Está ausente, en otro mundo. Ni siquiera acerca la copa a los labios. La cosa no va con él.
Ante la duda, el presidente Montezemolo advirtió que en su casa, en Ferrari, no quería líos. "Necesitamos los puntos de Felipe para el Mundial", dijo, palabra arriba palabra abajo hace unos días. Quiere al brasileño en plena forma para robar puntos a los rivales de Alonso. Pero Massa ha vuelto a montar un pequeño incendio que será muy comentado en el paddock. En Sport Bild, semanario alemán, le da una vuelta de tuerca a su relación profesional con el español. "No soy el nuevo Barrichello de Ferrari. No estoy para salir como segundo piloto. Cuando así sea, lo dejaré". El paso de Rubinho por la casa rossa le dejó marcado como el escudero de Schumacher. Siempre a su sombra, dispuesto a renunciar a cualquier triunfo a favor del jefe de filas, aunque no fuese vital para la lucha por el campeonato.
Sin duda, Massa es una de las decepciones del año. Tiene explicaciones para su bajo rendimiento y ninguna contempla que la superioridad de Alonso sea la causa. "Fernando es bueno pero no mejor que mis otros compañeros", que fueron Raikkonen y Schumacher desde que llegó a Ferrari en 2006. "He tenido problemas con los neumáticos. Para mi estilo de pilotaje, hasta los blandos son demasiado duros. Y estoy seguro de que a otros pilotos les pasa algo parecido. No creo que a Schumacher se le haya olvidado conducir".
Se defiende con uñas y dientes el brasileño, con su contrato renovado antes del verano para la próxima temporada, pero también presume de profesionalidad y asume que su Mundial está acabado. "Si estoy delante de otros pilotos pero por detrás de Fernando, intentaré quitarles puntos, es positivo para él".

Alonso, a lo suyo
Apartado de esta polémica está, de momento, Fernando Alonso, más centrado en la lucha por el título. El piloto español asegura que no hay motivos aparentes para que su coche, el F10, no sea competitivo en Suzuka, escenario este fin de semana del Gran Premio de Japón, como lo fue en trazados tan diferentes como los de Monza (Italia) y Singapur.
"Como ya he dicho en los últimos días, el F10 ha demostrado ser competitivo en circuitos muy diferentes como los de Monza y Singapur, así que no hay motivos aparentes para que no lo siga siendo en Suzuka. Pero no será hasta el viernes, tras las dos primeras sesiones libres, cuando sabremos realmente dónde estamos", explica Alonso en su blog.
Alonso, que se impuso tanto en Monza como en Singapur, señala que guarda muy buenos recuerdos del trazado japonés, sobre todo de su victoria en 2006, que fue "crucial" para su segundo título mundial. "Ganar en esta pista da una sensación especial porque es uno de los circuitos más difíciles del mundo. Para tener éxito aquí debes tener un coche muy fuerte desde el punto de vista aerodinámico. En cierto modo es similar a la de Silverstone y al de Barcelona", señala Alonso.
Al describir el trazado, el español comenta que el de Suzuka también es un circuito "muy exigente tanto para la mecánica como para el pilotaje", como demuestra la famosa curva 130R, donde adelantó de manera espectacular a Schumacher en 2005.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine