16 de octubre de 2010
16.10.2010

Quico Catalán sólo compartiría estadio con el VCF mientras se construye el nuevo campo

El presidente azulgrana insiste en que el gran objetivo de su club es "tener su propia casa"

16.10.2010 | 02:34
La alcaldesa Rita Barberá y Quico Catalán estrechan sus manos tras sellar el acuerdo.

El Levante descartó ayer la posibilidad de compartir estadio con el Valencia CF, según afirmó su presidente, Quico Catalán, quien pese a ello no cerró la posibilidad de pedir un favor puntual al Valencia en el caso de necesitar su colaboración en un momento determinado para el uso del estadio valencianista. Así lo indicó cuando fue preguntado por la posibilidad de que ambos equipos jueguen en el mismo campo tras el acto de firma del convenio para la recalificación de los terrenos del actual campo del Levante y la ubicación del nuevo estadio del club. "Ahora sería poco serio decir lo contrario. Siempre hemos dicho que el Levante UD quiere tener su propia casa y no contemplo una solución diferente", indicó Catalán.
"Eso no quiere decir que en una situación puntual, el Valencia no nos pueda abrir las puertas", insistió Catalán, ante la posibilidad de que este club le ceda sus instalaciones en un momento dado, cuando el Levante esté en la fase de construcción de un nuevo campo, "tal y como ha ocurrido en algún otro momento de la historia". El Levante jugó algunos partidos en Mestalla en los últimos años sesenta del pasado siglo, cuando se construía el actual estadio Ciutat de València. "Tenemos previsto resolver la deuda de sesenta millones de euros en cinco años y poder vender las actuales propiedades por una cantidad próxima a los setenta millones y empezar con las obras", dijo. "Si en ese momento tenemos liquidez, perfecto, pero si todavía no la tenemos, pero hemos resuelto la deuda, encontraremos financiación externa. Si, además, estamos en Primera, todo será más fácil".
Respecto a la posibilidad de compartir estadio, se pronunció hace quince días el presidente del Valencia, Manuel Llorrente, quien recordó que su club llevaba invertidos 150 millones de euros en la obra del nuevo Mestalla y que quien quisiera compartir el campo con el Valencia debería pagar, de momento, 75 millones. También se pronunció sobre esto la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, quien indicó que cree que la opción del Levante no pasa por compartir el estadio. "Por lo que deduzco, no existe esa posibilidad, ya que se declinó esa opción hace tiempo por parte del Levante y veo que el objetivo es construir un estadio", agregó. La alcaldesa aclaró que la ubicación del estadio será propuesta al ayuntamiento por el club, que es el que debe financiar su construcción. "El aforo propuesto de 15.000 a 18.000 espectadores es un aforo mediano, el que necesita el club", añadió.

Pallardó mejora, pero García Plaza aclara que no forzará a nadie
El centrocampista del Levante Miguel Pallardó confirmó ayer viernes, sobre el césped de la Ciudad Deportiva de Buñol, la notable mejoría que ha experimentado de las molestias físicas que le habían impedido participar en los últimos compromisos de la competición liguera. El mediocentro completó la totalidad del entrenamiento realizado y sus percepciones son óptimas después de varias semanas a la sombra al igual de Rafa Jordá afectado por un proceso febril que no le permitió ejercitarse hasta la jornada del jueves.
El técnico Luis García se refirió a la situación por la que atraviesa el centrocampista en la comparecencia habitual que efectúa previa a los partidos oficiales. El preparador optó por la cautela. "Con Pallardó vamos a ver, no vamos a forzar a nadie. Si me dice el doctor que hay mínimo riesgo no vamos a forzar a nadie", indicó. La sesión se caracterizó por el predominio de un trabajo regenerativo. El grupo se relajó con la disputa de partidos de fútbol-tenis y con rondos.
No obstante, Luis García aprovechó la mañana para ensayar acciones a balón parado. La plantilla se trasladará hoy a las 10.30 horas al Estadio Ciudad de Valencia para seguir con la planificación del partido ante la Real Sociedad. "Es un partido muy importante contra un rival en teoría directo y que serviría para reafirmar los resultados anteriores", explicó García Plaza, que añadió: "El objetivo es comenzar a marcar distancias con el descenso. No es fácil, pero vamos a trabajar por ello", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine