18 de octubre de 2010
18.10.2010

Un respiro con las cuentas

18.10.2010 | 02:00

El presupuesto, a examen. El Consejo de Administración sigue con su hoja de ruta. Ayer, se decidió fijar la Asamblea General para el próximo día 20 de noviembre.

El presidente Manuel Llorente expondrá el 20 de noviembre las cuentas ante los accionistas del Valencia. Ayer, el Consejo de Administración fijó la fecha de la Asamblea que se realizará en el Alameda Palace. De momento, ya han trascendido algunas cifras. Y es que, el pasado 30 de septiembre, el Consejo ya aprobó presentar ante los accionistas un presupuesto de siete millones de euros de pérdidas, resultado de unos ingresos de 108 millones de euros -la mayoría por la venta de jugadores- y unos gastos de 120 millones, con unas pérdidas de once millones de euros, de los que ya se han ingresado cuatro, por lo que la cifra queda en siete millones, cantidad que se neutralizará si el equipo supera la fase de grupos de la Liga de Campeones.
Lo positivo, tal como ya se ha anunciado, es que en estos momentos no es necesaria la venta de ningún futbolista para equilibrar el presupuesto -el año pasado el desfase era de 44 millones y esta cantidad se convirtió en todo un lastre, ya que venía a anunciar la venta de un gran futbolista como finalmente ocurrió-.
Los gastos de explotación, tal como se anunció hace tres semanas, serán de 74 millones de euros frente a los 92 de la pasada campaña y los 115 que se produjeron en la temporada 2007-2008.
Los socios también escucharan de boca de Llorente que el Valencia ha reducido la deuda en 150 millones de euros en el último año, ya que ésta ha pasado de los 550 millones a los cuatrocientos millones. En la asamblea, todo indica, se abordará la reanudación de las obras del nuevo estadio ya que, sobre el mismo, se asienta el futuro económico del club. Al respecto, Llorente ya ha anunciado que "hasta que no se reduzca la deuda no se pueden reiniciar las obras en el campo porque supone más gastos financieros". "La cuenta de resultados no aguanta un gasto como el que supone el estadio. Por eso, cuando tengamos financiación, lo haremos", explica. En ese sentido, Llorente insiste que el club lleva 150 millones de euros invertidos en la construcción del estadio, una cantidad que entra en la deuda que tiene el club y por la que hay que pagar intereses.
Como aspecto positivo, destaca que el Valencia tiene un crédito cuya garantía es la edificabilidad de las parcelas del viejo Mestalla, una situación que cuando se haga efectiva provocará que baje bastante el riesgo del club y se pueda buscar una financiación a largo plazo.

¿Se irá Fernando?
En la junta general, de la que aún no se ha desvelado el orden del día, también se conocerán los cambios, si se producen, en el consejo de administración. Es decir, la salida o continuidad de Fernando Gómez. Si el ex vicepresidente y ex director deportivo decidiera dimitir, todo indica que su puesto lo ocuparía el actual asesor económico Vicente Andreu.

El campo debe ser más austero y realista
Manuel Llorente considera que la construcción del nuevo estadio es "una necesidad", aunque estima que el planteamiento que se hizo para su construcción no fue el más acertado, ya que tenía que haber sido más austero y realista. Las obras se iniciaron en agosto de 2007, pero están paradas desde febrero de 2009. "La construcción de un nuevo estadio era necesaria. Había que dar una solución a un Mestalla obsoleto de 50.000 localidades asentado sobre un terreno de 33.000 metros, en el que es imposible acoger algunos grandes partidos", aseguró Llorente. Sin embargo, opina que se tenía que haber hecho un campo "igual de espectacular, pero más económico".
Para Llorente, en el plan de construcción falló el diseño de ejecución y su financiación. Recuerda que en otra época, antes de que Juan Soler fuera presidente, se creó una sociedad mixta en la que participaban el Valencia, la Generalitat y el Ayuntamiento, aunque aquella iniciativa no se llevó a cabo. "A Soler no le pareció bien esa solución y planteó otra estructura con el Valencia como promotor, constructor y propietario, que presentó ante las instituciones. A éstas les pareció bien y facilitaron la idea con la recalificación de Mestalla", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine