13 de junio de 2011
13.06.2011
Unai Emery

"No necesito más cariño, pero sí creo que debe mejorar la comunicación con Llorente"

Está inmerso en la planificación de su cuarta campaña al frente del Valencia. Unai Emery Etxegoien (Hondarribia, 3 de noviembre de 1971) se confiesa «entusiasmado» ante el «reto» de volver a dirigir al equipo e «ilusionado» por la temporada que en breve arrancará. Dice que le gustaría «contagiar» a la afición su confianza en el proyecto y confia en entrenar a un vestuario «sano» y «responsable». El preparador vasco se equipara a Di Stéfano y Quincoces y se va a convertir en uno de los técnicos más longevos de la historia del Valencia CF.

13.06.2011 | 10:44

Dice que le es imposible desconectar porque entrenar más que un trabajo es su pasión. Y ese entusiasmo lo trasmite. Llega puntual a la cita, extraño en él, y al terminar la entrevista, en la recepción de la Ciudad Deportiva lo está esperando su hijo Lander que ya hace sus pinitos en la escuela del Valencia. Tras una comida de trabajo y varias reuniones, confiesa que «ahora» se siente cómodo. Eso sí, advierte que, tras dar más de un centenar de entrevistas en los tres años que lleva en Valencia, ha aprendido «mucho» y ahora, cuando le interesa, se muerde la lengua.

En el ambiente hay cierta decepción porque los fichajes no se concretan. No sé cómo, pero usted, en un par de horas, ilusionó al presidente en grado superlativo y lo convenció para que le volviera a confiar el equipo. ¿Podría intentar trasladar ese mensaje a la afición?
Tenemos que ilusionarnos todos y, una parte importante, es que vamos jugar la Champions y tenemos que valorar ese camino para tener la ilusión de vivirla. La ilusión también se trasmite desde una confección de plantilla, desde el juego y desde querer mejorar y ser ambiciosos siendo conscientes de nuestros límites.

¿Está ilusionado?
Mucho.

¿Más que en los tres años anteriores?
He puesto el contador a cero. Inicio. Reset.

Aún no me ha convencido. Véndame su cuarto proyecto.
Desde el reset, debemos prepararnos para esperar nuestra oportunidad. Vamos a incorporar a jugadores nuevos que quieren tener el caché de los que se han ido, unirlos al grupo, trabajar con ellos para que se hagan importantes y, en ese proceso de construcción, el equipo debe seguir estando en Champions. Como entrenador, esa es una satisfacción. Necesitamos jugadores que quieran crecer, que aporten y contagien ilusión. Me explico: Aduriz llegó como un niño al que le regalan su primer juguete y trasmitía hacia afuera ilusión, fuerza y energía. Soldado, quería hacerse un buen futbolista pero no lo conseguía y le hemos ayudado; entre los dos, han marcado 39 goles. Esa es una satisfacción y además, claro está, que el equipo rinda. Cada uno, y hablo de todos, deben aportar y contagiar. Ahora es el momento de buscar en qué ha fallado el equipo, dentro de las cosas buenas que ha hecho y, claramente, se puede mejorar en la Champions y en la Copa del Rey. Y esos son objetivos ilusionantes, pero sin desviarnos de la Liga. Debemos prepararnos para esperar nuestra oportunidad. Hace dos temporadas, en la Europa League contra el Atlético de Madrid, nos quedamos a las puertas de poder conseguir un título y ese momento volverá a llegar. El año pasado, tuvimos la oportunidad de pasar a cuartos en la Champions, pero no supimos. Hay que estar ahí, porque la puerta se puede abrir en cualquier momento y, en ese instante, hay que estar preparado para entrar. La Liga es la puerta más importante a nivel deportivo, social y económico. En dos años, en Liga, no hemos fallado.

Su explicación es elogiable pero este equipo, por lo que sea, no genera ilusión. La grada cada vez estaba más vacia y el público más descontento.
Pues hay que intentarlo. Hay dos realidades, la ligas que pueden ganar equipos que no son Madrid o Barcelona son ligas de 70 u 80 puntos y estos están haciendo ahora entre 90 y 100 puntos, pero hay que estar preparados para cuando llegue esa oportunidad. Ahora no es una utopía pero sabemos que es muy difícil. Pues yo pido que, en este periodo, tengamos tranquilidad y disfrutemos de lo que hay. Otra realidad, que no se puede esconder, es la coyuntura económica del Valencia que es la del reajuste tras una época de eclosión. Y eso conlleva que futbolistas importantes se han tenido que ir para tratar de reconducir la situación. En el campo, el juego de Silva y Villa ilusionaba, pero ya no están y tenemos que confiar en gente que quiere llegar a ser como ellos. El club sigue en ese proceso de cambiar a jugadores que valen dos equis por uno de una porque el club debe sobrevivir. Tenemos que ilusionarnos con lo que tenemos y la afición tiene que hacer un esfuerzo para que eso le ilusione.

Al margen de nombres y resultados ¿no se puede jugar mejor?
Después de las postligas de Benitez y los títulos conseguidos, el nuevo marco no es fácil. Tenemos que disfrutar de lo que tenemos.

Se desprende que cree que se ha disfrutado poco del tercer puesto

¡Es que parece que nadie se da cuenta de que el Barcelona y el Madrid son los dos mejores equipos del mundo! El Manchester, el mejor equipo inglés, en la final de la Champions casi ni la olió y nosotros competimos bien contra ellos e hicimos dos partidos muy dignos jugándoles de tu a tu. Yo me quedé satisfecho, creí en el equipo, me dio confianza y disfruté. Y esa es la realidad.

En ese positivismo, reseñe la mayor virtud del equipo y la que, por todos los medios, quiere mantener.

Me gustan los equipos que tengan posesión, personalidad, que sean protagonistas con el balón, que ataquen, que sean fuertes defensivamente y que tengan argumentos en el juego .

Le preguntaba por el juego del equipo y yo, perdone, no lo he visto así. Ha dibujado un planteamiento ideal.
Si hemos conseguido 71 puntos es porque el equipo ha sido protagonista en la gran mayoría de los partidos y esa es una virtud. Siempre se ha competido con argumentos y esa debe ser una fuente para ilusionarse.

¿Qué quiere cambiar respecto a años anteriores?

Me gustaría tener un vestuario sano, un vestuario profesional y responsable y que se mejorasen conductas. Me gustaría que, en momento puntuales de eliminatorias, pusiéramos los condicionantes para tener más acierto.

¿Ha pedido que determinados jugadores, llamémosles insanos, abandonen el club?
(Interrumpe) Insanos no, este es un buen vestuario, en el que de vez en cuando alguno... Este es un vestuario implicado, con carácter y comprometido, pero hay algunas figuras que están por debajo de la media. Este es un grupo que trabaja, que se ofrece, que se levanta tras las derrotas, pero hay tres o cuatro que no reman en la misma dirección.

De esos le hablaba cuando me ha interrumpido, ¿ha pedido que Miguel, Chori, Fernandes y Banega no estén aquí en la pretemporada?

No es fácil. Desde la responsabilidad hemos identificado a los que no reman. Y eso no es sólo cosa del entrenador. Nadie quiere al lado suyo gente que no suma. La trainera va, pero si todos no reman en la misma dirección y con la misma fuerza, no va tan rápido.

¿Pero confia en que los que no reman se van a ir?

Ya me encargaré de que los que estén remen. Ocurre que, a veces, en un grupo de 23 hay gente desmotivada. También los hay, como Dealbert, que siempre rema fuerte. Angel es un ejemplo y se hace de respetar en el grupo porque siempre ayuda.

¿Va a endurecer la disciplina del grupo?

Disciplina hay, aunque es verdad que en ocasiones puntuales, se nos ha escapado. Hay cosas que no se pueden controlar y prefiero que el indisciplinado no esté en la plantilla. Una, dos y tres veces se puede perdonar, pero no más.

¿Le ha dicho este año a la cara a algún jugador que su conducta no era profesional?

Yo hablo con ellos y les hago ver... El problema es que hay gente que se equivoca muchas veces y ahí está el problema. Tratamos de ayudarles, pero...

Usted recibe críticas por ser dócil con los jugadores y públicamente los sigue defendiendo, ¿por qué?
Este grupo es el que ha acabado tercero. A Miguel lo apartamos un mes, pero lo necesitábamos y se le reincorporó. A principio de temporada, el presidente y yo hablamos con él y le advertimos. Miguel es un buen futbolista y una buena persona, pero es débil y se deja llevar. Es un jugador que no cumple con los valores y normas que creemos debe haber en el vestuario. Mi idea es que salga y que busque nuevas motivaciones pero tiene contrato y... si en julio vuelve pues trataremos de volver a convencerlo y que rinda al máximo. Quiero fortalecer el vestuario y me gustaría que fuera más sano. Te he hablado de Miguel por poner un ejemplo. Hay más casos.

¿Por qué ha renovado?

Porque hay una continuidad de trabajo. A mi se me llamó para conseguir Champions y lo hemos conseguido. Para mi esta temporada es un reto, un desafio, una oportunidad, un crecimiento individual y colectivo y me apetecía asumirlo.

Parece que ha tragado demasiado
.
(Mira el suelo y se frota las manos) Tengo un lema que es el rendimiento y, para llegar ahí, tragar no , pero sigo el que creo es el camino correcto. Lo que no voy hacer es perderme en ser un justiciero en algunas causas y que luego no lleguemos al rendimiento porque el responsable seré yo. Ahora es cuando hay que tomar decisiones y dibujar el camino.

En el camino del año pasado, ¿se sintió sólo en algún momento?

(Sopla) No me he sentido solo. Es verdad que el presidente, cuando ganamos viene con una sonrisa en la cara y cuando perdemos..., Yo, cuando pierdo no se me puede decir nada y ahora, sin nada en juego, estoy tan tranquilo... El presidente es el máximo responsable y cuando perdemos está jodido. Yo eso se lo digo a los jugadores porque no me gusta que, algunos tras una derrota se estén riendo. Pero bueno...

No me malinterprete. ¿Le ha pedido al presidente más cariño este año?
El presidente tiene sus virtudes en la gestión y... no necesito más cariño, pero sí creo que debe mejorar la comunicación.

¿Se ha sentido valorado?

A ver... creo que hemos tenido una comunicación más baja que la que se debía haber. Debe haber más comunicación cara a cara y en las dos direcciones. Eso lo hablamos en su casa y vamos a poner de nuestra parte para conseguirlo.

¿Han faltado líderes en el vestuario?
El equipo ha mejorado en carácter y lo ha demostrado en las adversidades, pero es verdad, que cada uno lo demuestra de una forma u otra. También se puede mejorar.

¿Los capitanes no han ejercido de capitanes?

Han sido buenos capitanes y fueron elegidos por sus compañeros, pero lo que no es normal es que en muchos partidos no haya jugado ninguno de ellos. No es normal. Ahí falla algo. En muchos partidos, Voro me preguntaba ¿qui és el capità? y... eso lo vamos a subsanar.

O sea que elegirá a dedo los capitanes.
Algo haremos. Buscaremos a los mejores capitanes desde el voto, el consenso y mi elección.

Miremos hacia la defensa que ha sido la línea más criticada durante el año. ¿Los futbolistas no daban más de sí, ha fallado el sistema o es que estaba poco trabajada?

Decir que ha fallado es... defensivamente ha estado bien, pero se puede mejorar. ¿qué? pues desde la solidez defensiva general a la calidad defensiva individual, y eso está en el trabajo y en los jugadores.

En los centrales, por ejemplo ¿por qué ha variado tanto?

Te pongo un ejemplo. Ahora cogemos a cuatro aficionados y les preguntamos su pareja de centrales, seguro que no coinciden. Por qué, porque ninguno ha demostrado más que otro. Empezaron siendo titulares Navarro y Costa y no se asentaron. Y no porque yo no haya querido... al final acabó siendo titular indiscutible Dealbert. Nadie ha sido mejor que nadie y entre los cuatro se han repartido los minutos.

¿El problema era individual?
No había nadie que marcara la diferencia y fuera mejor que el otro. Es cuestión de rendimiento y el de los cuatro era similar.

Le han fichado a Rami y, a priori, viene con el cartel de titular indiscutible.

Es un buen central. Cuando jugamos contra el Lille me llamó la atención y su evolución ha sido muy buena. Creo que nos va a ayudar a mejorar. La idea es buscar otro central izquierdo que le de un toque diferente al equipo, pero no es fácil.

¿Necesita un lateral derecho?

Si, pero no es tan fácil que salga Miguel. Económicamente no se pueden hacer tantas inversiones. Ya veremos. No es fácil encontrar un buen lateral derecho. Vamos a esperar. En el lateral izquierdo, estamos contentos con Mathieu y Jordi Alba.

¿Parejo está capacitado para ser el cerebro de este equipo?

Parejo es un jugador que tiene que crecer y, si lo hubiera hecho ya, no lo hubiéramos podido fichar. Viene, como lo hizo Soldado, Topal o Tino, a dar un paso más. Parejo está en crecimiento y creemos que podemos hacerlo más futbolista; tiene cualidades aunque aún no ha llegado a explotar.

¿Lo ha pedido usted?

Conozco bien el mercado español porque hago seguimiento de todos los equipos. Estoy contento con el fichaje.

De la actual plantilla, ¿de cuantos jugadores no quiere prescindir?
No es cuestión de personalizar ni de perder el respeto. Este grupo ha dejado al Valencia tercero y lo que queremos hacer son retoques.

¿Quiere una plantilla larga o corta?

He aprendido que, con tanta competición y exigencia, se necesita una plantilla amplia. Me gustaría que fuera de entre 23 y 25.

¿Va a contar con la cantera?
Es importante que el filial esté en Segunda B. Todo tiene su proceso. En estos tres años se han consagrado dos jugadores como Guaita y Jordi Alba y Míchel que está en camino. Hay jugadores que viene por detrás como Isco, Alcácer, Portu o Ivan que son futbolista que pueden tener su hueco en el primer equipo, pero que necesitan su tiempo y su proceso. Aquí nadie regala nada. El que más cerca está es Isco, pero tiene que hacerse en un equipo que no tenga la exigencia del Valencia. Yo no puedo darle veinte partidos a un jugador si no me da resultados. Aquí hace falta, jugar y ganar. Isco jugará cuando esté preparado para rendir y ganar.

Se desprende que le recomendaría una cesión.
Tiene que jugar. Desde luego que me gustaría contar con Isco esta temporada, pero eso lo marcará él.

¿Desconecta en verano?
Es difícil. Siempre llevo el ordenador, mis libros y mis apuntes conmigo y es difícil desconectar. Ya estoy preparando la pretemporada y la temporada que será muy intensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes