28 de enero de 2012
28.01.2012
Baloncesto. NBA

Los españoles vuelven a protagonizar la jornada de la NBA

Rudy mostró su clase encestadora, Rubio la inspiración e Ibaka el poder, con su primer doble-doble del año

28.01.2012 | 11:14
Rudy Fernández lucha por un balón.

Los españoles volvieron a ser protagonistas en la última jornada de la NBA y el escolta Rudy Fernández, el base Ricky Rubio y el ala-pívot Serge Ibaka destacaron con brillantes actuaciones individuales que contribuyeron a los triunfos de sus respectivos equipos.

Fernández protagonizó su mejor partido en lo que va de temporada al liderar el ataque de los Nuggets de Denver, que ganaron 96-81 a los Raptors de Toronto y sumaron su sexto triunfo consecutivo, la racha ganadora más amplia que hay actualmente en la NBA.

El escolta mallorquín, que se había perdido cuatro de los últimos cinco partidos debido a unas molestias en el talón de Aquiles del pie derecho, volvió en plenitud de forma y con su mejor toque de muñeca al anotar 23 puntos, su mejor marca desde que llegó a los Nuggets.

El entrenador George Karl dio toda su confianza a Fernández, que jugó 33 minutos y confirmó que está completamente recuperado. Hizo una excelente selección de tiro y anotó 9 de 11, incluidos cinco de siete triples, y falló un lanzamiento de personal. Recuperó tres balones, repartió una asistencia y capturó un rebote.

Fernández tiene establecida en 26 puntos su mejor marca como profesional, jugando con los Trail Blazers de Portland frente a los Timberwolves de Minnesota el 17 de diciembre del 2010.

El triunfo de Fernández contrastó con el pobre partido que realizó el base extremeño José Manuel Calderón al frente de la dirección del juego de los Raptors.

Calderón jugó 32 minutos y aportó nueve puntos gracias a 3 de 10 tiros de campo, incluido un triple en tres intentos, y 2 de 2 tiros de personal. Repartió dos asistencias, capturó un rebote y perdió tres balones.

Ricky Rubio recuperó su mejor versión en todas las facetas del juego y condujo a los Timberwolves de Minnesota a la victoria por 87-79 frente a los Spurs de San Antonio.

El novato sensación de la NBA, que logró su octavo doble-doble de la temporada (18 puntos y 10 asistencias), surgió en los momentos decisivos del cuarto periodo con nueve tantos que establecieron la diferencia en el marcador final.

Además, el jugador de El Masnou fue el que más tiempo estuvo en la pista del Target Center, nada menos que 42 minutos. Anotó 7 de 12 tiros de campo, incluido un triples de dos intentos, y 3 de 4 desde la línea de personal. También hizo buena labor bajo los aros al capturar cuatro rebotes y superó el problema de las pérdidas de balón al cometer solo dos.

El jugador español le ganó el duelo individual al base francés Tony Parker, que logró dos puntos más pero falló 10 de 19 tiros de campo y se quedó con solo tres asistencias y tres rebotes.

Cuando faltaban menos de dos minutos y un triple del escolta Gary Neal puso un parcial de 79-77, Rubio sacó su genialidad al anotar dos tiros de personal y hacer una canasta en suspensión decisiva para asegurar a los Timberwolves (83-79) una ventaja que ya no iban a perder.

El español, ante el delirio de los aficionados de los Timberwolves, levantó los brazos mientras en el interior del Target Center se coreaba el nombre de "¡Rubio!, ¡Rubio!...".

También fue una buena jornada para Ibaka, que aportó su primer doble-doble de la temporada (20 puntos y 12 rebotes). Los Thunder de Oklahoma City ganaron a domicilio 109-120 a los Warriors de Golden State e Ibaka jugó 36 minutos en los que anotó 9 de 15 tiros de campo y 2-2 desde la línea de personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine