La delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha señalado este lunes que la Policía está investigando el apagón que sufrió anoche el estadio de Vallecas, donde iban a jugar el Rayo Vallecano y el Real Madrid, y que "parece que se confirma" que fue un sabotaje, por lo que espera detener a los responsables.

En declaraciones a 'ABC Punto Radio', recogidas por Europa Press, Cifuentes ha explicado que la primera inspección por parte de la Policía Científica se hizo anoche en un acceso "muy peligroso" y que esta misma mañana ya estaban allí para seguir investigando lo ocurrido.

"Parece que se confirma que ha sido un sabotaje", ha explicado la delegada de Gobierno en Madrid, quien ha señalado que los agentes "están tratando de recuperar huellas dactilares" y que van a visualizar todas las cámaras "por si hubiera alguna grabación para poder determinar quiénes son los responsables".

Cifuentes ha calificado de "hecho deleznable" lo ocurrido anoche porque es un "perjuicio muy grande" para "un gran partido, dos grandes equipos y miles de espectadores". Además, ha asegurado que fue una "situación de riesgo" porque había "muchísimos aficionados más de una hora esperando a la intemperie" y que aunque "no hubo ningún problema de orden público" podría haberlo habido.

Por eso, ha añadido que la gustaría que se identificara y se detuviera a los autores de los hechos y "que hubiera responsabilidades y se dirimieran hasta el final" para evitar que este tipo de cosas se vuelvan a repetir.