Primero eran los problemas en el centro del campo y ahora son en la defensa. Mauricio Pellegrino no podrá contar con Ricardo Costa para, como mínimo, los tres próximos partidos -Zaragoza, Lille y Levante-. El central abandonó ayer con muletas Mestalla y podría sufrir una rotura en el gemelo de la pierna derecha. El portugués guardará reposo hasta mañana sábado cuando se le practicaran las pertinentes pruebas que revelarán el alcance exacto de la lesión. El jugador es pesimista.

Pellegrino, de esta manera, sólo cuenta con dos centrales para el partido del Zaragoza (Adil Rami y Víctor Ruiz, que el miércoles no entrenó por una gastroenteritis). Y el problema se agravará para el encuentro del martes contra el Lille en Liga de Campeones porque, sancionado, el central francés no podrá jugar contra su exequipo -fue expulsado en Múnich-. Esta situación obligará al técnico a recurrir al canterano Carlos Delgado, defensa central zurdo. O, como los dos jugadores disponibles son zurdos (Delgado y Ruiz), a reconvertir a Barragán.

La lesión de Ricardo Costa impide a Pellegrino plasmar sobre el campo la idea con la que ha venido trabajando durante la semana, ya que el portugués estaba llamado a ser titular contra el Zaragoza para, a modo de castigo, relegar al banquillo a Adil Rami -en el club se considera que está rindiendo muy por debajo de su nivel-.

La inoportuna lesión de Costa, unida a la sanción del francés, deja en evidencia la apuesta del club por contar con sólo tres centrales cuando, hasta el momento, se contaba con cuatro -estaba Dealbert como cuarto central- así como con la polivalencia de Maduro o en caso de necesidad con el concurso de Topal.

Si la defensa es ahora el principal quebradero de cabeza de Pellegrino, Fernando Gago es la solución para el centro del campo. El argentino, salvo sobre salto en el entrenamiento de hoy, recuperará la titularidad ante el equipo de Manolo Jiménez. Todo apunta que mañana compartirá trabajo en la medular con Tino Costa.

Jonas reconoce que no está jugando bien y que está "triste"

Jonas Gonçalves hizo suyas ayer las críticas lanzadas por Pereira y Soldado hacia el comportamiento del equipo, enjuició el "mal inicio" liguero del grupo y reconoció que físicamente no se encuentra bien. "Estoy triste por mi juego pero hay que tener calma y tranquilidad para volver a la normalidad. Sé que tengo que trabajar, hacer más cosas, no sólo yo sino todo el equipo. Espero volver a marcar goles y dar asistencias como la pasada temporada", deseaba con cierta desazón. El brasileño aseguró que está temporada "será más complicado" luchar por una de las plazas de Liga de Campeones porque hay varios equipos que han empezado el campeonato con "muy buen nivel" de juego. "Esta temporada va ser más difícil que la pasada. Estoy viendo muchos equipos que están ganando más en confianza y jugando bien como son el Atlético de Madrid, Sevilla y Málaga, pero estoy seguro que nosotros también vamos a mejorar", confiaba. "Los otros equipos están sumando y nosotros no. Debemos no sólo ganar en casa sino sumar una secuencia de victorias para tranquilizar la situación", afirmaba. a.b. valencia