El Giro de Italia 2013, que se disputará del 4 al 26 de mayo, fue calificado como "muy duro" por los ciclistas que asistieron a su presentación este sábado en Milán, pero con una contrarreloj muy larga y varias etapas propicias para los ataques todos tendrán su oportunidad.

No sólo será un Giro para escaladores sino que también los especialistas de las contrarreloj y los más osados con sus ataques podrán optar a una victoria: fue la conclusión de corredores como los españoles Joaquim 'Purito' Rodríguez o Alberto Contador, que estuvieron hoy en Milán.

Purito Rodríguez, que este sábado se impuso en la II Lombardía y se colocó como líder en la clasificación mundial, tiene una cuenta pendiente con la "Corsa" después de que el canadiense Ryder Hesjedal le arrebató la "maglia" rosa en la última jornada.

"Es un Giro muy duro, sobre todo la última semana, y además no hay que infravalorar los 200 kilómetros de la última etapa en Brescia", explicó Purito.

Para el corredor catalán, la etapa que termina en las Tres Cimas de Lavaredo es "durísima" y podrá "hacer la diferencia", pero también habrá que tener en cuenta la larga contrarreloj individual.

Los escaladores temen que la octava etapa entre Gabicce a Mare y Saltara, una contrarreloj de 55,4 kilómetros les puedan meter demasiados minutos.

"Ha sido un año bellísimo, en el que he ganado mucho, pero también he perdido mucho. En Italia me siento muy bien, corean mi nombre en las subidas y se me pone la piel de gallina, me olvido de dónde estoy, me parece estar en casa", agregó Purito.

El vigente campeón del Giro, Hesjedal, también destacó la dureza del trazado. "Decían que la próxima edición iba a ser más fácil, pero no lo creo. Es alucinante", dijo.

Ninguno de los presentes desveló si estará presente en la salida en Nápoles, y tampoco Alberto Contador, a pesar de que aseguró que es un "Giro con un recorrido muy bonito".

"Es un Giro bonito, muy bien planteado y con una contrarreloj larga que favorecerá a los especialistas, pero con las etapas tan duras de montaña y con puertos lejos de la menta, permitirá ataques", explicó el corredor de Pinto.

El Giro comenzará en la región de Campania, donde se disputarán tres etapas, la segunda será una contrarreloj por equipos, que podría ser por la tarde, mientras que la tercera etapa partirá desde Sorrento para recorrer la sugestiva Costiera Amalfitana.

El pelotón tomará después su camino hacia el norte del país y destacará la cronometro individual, de 50 kilómetros, que atravesará el Parque Natural del Monte San Bartolo (en Las Marcas).

Tras el descanso del lunes, 13 de mayo, comenzarán la dura montaña y se llegará a Vajont, el lugar donde en 1963 murieron 1.900 personas al ceder una presa.

El Giro se empezará a decidir en el fin de semana, cuando el sábado 18 de mayo se llegará a Bardonecchia, y en detalle se escalará el Jafferau, la cima en la que en 1972, entonces sin asfaltar, José Manuel Fuente atacó a Edy Merckx, pero "El Canibal" consiguió recuperar los más de dos minutos de desventaja y superó a "El Tarangu" a un kilómetro de la meta.

El día después, por primera vez en la historia de esta carrera, el pelotón llegará al puerto francés del Galibier.

Con esta iniciativa se quiere rendir homenaje a Marco Pantani, que falleció en 2004, 15 años después de la histórica temporada en la que conquistó el Giro y el Tour.

El pelotón pasará así ante el monumento a "El Pirata" colocado en el mismo punto en el que el corredor italiano atacó en 1998 para desmarcarse de Jan Ullrich y entró así en la historia del ciclismo ganando la etapa y después la "Corsa".

La que será una de las etapas reinas del próximo Giro comenzará en la localidad italiana de Cesana Torinese y pasará después a territorio francés para encaramarse al Col du Télégraphe y al Galibier.

El epílogo de este Giro mostrará toda su dureza. Primero con la cronoescalada Mori-Polsa, de 20 kilómetros, y el día siguiente el "tappone" Pontedilegno-Val Martello, con el Gavia a la salida, el Stelvio y una llegada en alto en Val Martello.

Antes del paseo final de Brescia, podrá ser decisiva la penúltima etapa donde se comenzará con el Giau y se terminará en una de las cimas más duras que existan, las Tres Cimas de Lavaredo, de la penúltima etapa.

Giro de Italia 2003

Sábado 4 de mayo.

1º etapa: Nápoles - Nápoles. 156 kilómetros.

Domingo 5 mayo.

2º etapa: Ischia- Forio. 17,4 km. (Contrarreloj por equipos).

Lunes 6 mayo.

3º etapa: Sorrento - Ascea Marina. 212 km.

Martes 7 mayo.

4º etapa: Policastro - Serra San Bruno 244 km.

Miércoles 8 mayo.

5º etapa: Cosenza - Matera. 199 km.

Jueves 9 mayo.

6º etapa: Mola Di Bari - Margherita Di Savoia. 154 km.

Viernes 10 mayo.

7º etapa: San Salvo - Pescara. 162 km.

Sábado 11 mayo.

8º etapa: Gabicce e Mare - Saltara. 55,4 km (Crono individual).

Domingo 12 mayo.

9º etapa: Sansepolcro - Florencia. 181 km.

Lunes 13 mayo. Descanso

Martes 14 mayo.

10º etapa: Cordenons - Montasio. 167 km.

Miércoles 15 mayo.

11º etapa: Cave Del Predil - Erto. 184 km.

Jueves 16 mayo.

12a etapa: Longarone - Treviso. 127 km.

Viernes 17 mayo.

13a etapa: Busseto - Cherasco. 242 km.

Sábado 18 mayo.

14a etapa: Cervere - Bardonecchia. 156 km.

Domingo 19 mayo.

15a etapa: Cesana - Galibier. 150 km.

Lunes 20 mayo. Descanso.

Martes 21 mayo.

16º etapa: Valloire - Ivrea. 237 km.

Miércoles 22 mayo.

17º etapa: Caravaggio - Vicenza. 203 km.

Jueves 23 mayo.

18º etapa: Mori - Polsa (Cronoescalada). 19,4 km.

Viernes 24 mayo.

19º etapa: Ponte Di Legno - Val Martello. 138 km.

Sábado 25 mayo.

20º etapa: Silandro - Tre Cime Lavaredo. 202 km.

Domingo 26 mayo.

21º etapa: Riese Pio - Brescia. 199 km.