20 de septiembre de 2013
20.09.2013

Boluda y sus negocios

19.09.2013 | 23:21

Con la arrogancia que caracteriza al madridismo, secta futbolística en la que milita a Vicente Boluda, el líder de los empresarios valencianos vaya sapo que se han tenido que tragar muchos de ellos ha expresado su deseo de que el VCF sea malvendido al primero que pase. Si señor. Así se comporta el que fue el presidente más breve de la historia del Madrid. Nada de rodeos ni subterfugios. Claro y directo. Sin concesiones al rival ni ñoñerías con el adversario. Al enemigo, ni agua. Muy bien por Boluda. Por si alguien albergaba dudas, ya sabemos como piensa este pseudo levantinista, al que siempre le han importado mas los intereses que se cuecen en el Bernabeu, que las aflicciones de los «granotas». Acostumbrado a los negocios, igual Boluda pretende devaluar al VCF y traernos un jeque patrocinado por él, para que lo compre a bajo coste. Sería la forma de controlar el club que ahora tan desdeñosamente desprecia.
La UEFA, en acto de pillaje. Con la finura y elegancia que le caracteriza en casi todas sus actuaciones, la UEFA ha esquilmado a un buen numero de sus clubs afiliados, retirándoles los títulos de campeón de la Copa de la UEFA logrados con anterioridad al año 1971. Hasta esa fecha, el torneo se denominó oficialmente «Copa Internacional de Ciudades con Ferias Industriales», popularmente conocida como Copa de Ferias. Promovida por la FIFA a través de su vicepresidente Ernst Thommen, la competición nacía como alternativa a la recién creada Copa de Europa, una iniciativa del diario L'Equipe. Por tanto, la UEFA no puede alegar que la Copa de Ferias no fue creada por ella. En ese caso, debería suprimir también de su palmarés oficial las primeras ediciones de la Copa de Europa, a las que se accedía por invitación del prestigioso periódico parisino. El Madrid se quedaría sin dos de sus copas de Europa y el horizonte de la décima quedaría muy alejado, para consternación de Florentino y sus huestes mediáticas. Pero no caerá esa breva. El «stablishment» futbolístico no va a permitir que acontezca semejante desastre. En cambio, que al Valencia, al Barça, al At. Madrid o al Zaragoza, junto a otros ilustres clubes europeos, se les despoje caprichosamente de títulos obtenido en buena lid, no provoca ningún escándalo en los medios nacionales, así sean privados o públicos. Equidad, se llama esa figura.
Afortunadamente, este atraco perpetrado en Zurich, no altera en absoluto el historial y las glorias de los equipos expoliados. Y en la memoria sentimental de los aficionados del VCF perdurarán para siempre los dos títulos y el subcampeonato ferial conquistados por una generación de futbolistas que abrió las puertas de la internacionalidad a un club con vocación europea, en unos tiempos en los que asomarse al exterior era muy complicado y hasta podía resultar arriesgado. Esas dos copas de Ferias ganadas en el campo y desvalijadas por los burócratas permanecen en las vitrinas del club, junto a la Recopa, la Copa de la UEFA y las dos supercopas de Europa, como testimonio del nivel internacional de la entidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes