27 de septiembre de 2013
27.09.2013

Salvo no quiere que Rami vuelva a jugar en Mestalla

El club suspende de empleo y sueldo al central y busca la vía legal para despedirlo - «Es una sanción infundada que desapruebo», defiende Rami

27.09.2013 | 05:30

Adil Rami será suspendido de empleo y sueldo y, la intención del presidente Amadeo Salvo, es que el jugador no vuelva a vestir la camiseta del Valencia. El gabinete jurídico de la entidad estudia cómo rescindir el contrato del jugador y castigarlo de forma modélica por las declaraciones realizadas el martes en las que cuestionaba a Djukic —«ya veremos dónde estamos a final de temporada» y «no me llevo bien con él», entre otras cosas—, y a sus propios compañeros —«en el vestuario solo hay pelotas que no hablan a la cara»— . Intervención realizada sin consentimiento del club.

A través de una red social, el jugador calificó el castigo de «sanción infundada que desapruebo». «Lamento esta situación que empaña mis relaciones con mi club y la afición, hacia quienes siempre he actuado con el máximo respeto y lealtad. Esta discrepancia se arreglará con un espíritu deportivo dentro del diálogo con el club, como siempre he deseado y siempre con la sinceridad que me caracteriza», escribió en francés. El central, tras ser expulsado de la concentración, regresó ayer a Valencia en un AVE procedente de Madrid a las 11,20 horas y, tal como hizo en el aeropuerto de Granada a las siete cuando embarcó rumbo a Madrid, guardó silencio mientras por unos auriculares escuchaba música a alto volumen. El futbolista, desde la estación Joaquín Sorolla fue conducido por un trabajador del club a la Ciudad Deportiva dónde recogió su coche y, con rostro desencajado, marchó a su domicilio de dónde no salió en todo el día.

Está previsto que el jugador se reúna con el presidente y el director deportivo. Será entonces cuando Salvo, escuchará al jugador, y anunciará los pormenores del expediente que se le ha abierto y la sanción correspondiente. El viernes ya no entrenará con el grupo. El club que ayer comunicó a la AFE lo sucedido, pretende aplicar al jugador el convenio colectivo de la LFP. Reglamento que, en su artículo 5 contempla como falta grave las «declaraciones injuriosas o maliciosas que excedan del derecho a la libertad del expresión o al ejercicio de la crítica, dirigidas contra el club, sus directivos, técnicos o jugadores». Así, además de la suspensión de empleo y sueldo, el club le impondrá una ejemplarizante sanción económica.

Djukic: «Conmigo, nunca vas a estar en el grupo»
Una condena y un perdón publico. El martes por la noche, Djukic reunió a su plantilla y, en presencia de Rami, leyó a los jugadores las declaraciones efectuadas por el jugador a Radio Valencia, tal como informaba Levante-EMV. Acto seguido, el técnico anunciaba la expulsión del jugador de la concentración y avisaba al francés de una de las consecuencias: «conmigo, nunca más vas a estar en el equipo». Y, a continuación, le pedía disculpas a Victor Ruiz si se había sentido herido en algún momento con sus actuaciones —Rami iba a ser titular ante el Granada—. A partir de ese momento, sorprendidos por lo acontecido, los jugadores guardaron silencio. No así el técnico que, desde el primer instante, trabajó con el director deportivo en la búsqueda de una solución para cubrir la baja de Rami. A partir del viernes, Djukic echará mano cuando lo necesite de los canteranos Sergio Ayala y Alberto Tendillo. Los jugadores del filiaI Quintanilla y Delgado, por tener más de 23 años y porque así lo establece la normativa, no podrán jugar con el primer equipo. Otra de las opciones que se baraja es la de contratar a un jugador sin equipo (en paro), pero por las urgencias del equipo parece inviable. Así, todo apunta a que será en Navidad cuando el club incorpore a un defensa central que pueda sustituir a Adil Rami. a. b. valencia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes