16 de noviembre de 2013
16.11.2013

Fin a la «indefensión» de Bankia

La entidad opta por el silencio pero se congratula porque ahora podrá defender la validez del aval

16.11.2013 | 01:09
Goirigolzarri, presidente de Bankia, tras su visita a una sucursal de Alicante.

Bankia optó ayer por el silencio. La entidad bancaria, pese al respaldo del Tribunal Superior de Justicia a sus tesis de «indefensión» en la causa judicial del aval, y por ende su inclusión en la misma, no quiso pronunciarse abiertamente. Desde la entidad bancaria se quiere cortar de raíz cualquier elucubración gratuita, pero tampoco ocultaba su satisfacción. Ahora podrá defender en los tribunales la validez del aval concedido en 2009 por el Instituto Valenciano de Finanzas. Todo apunta a que la próxima semana todas las partes podrían volver a citarse para tratar de cerrar un frente común. Aunque en estos momentos, y con la garantía bancaria de nuevo de titularidad pública, Bankia podría optar por reclamar a la Generalitat ya los 4,2 millones de euros en intereses que la Fundació VCF no pudo pagar en agosto Aurelio Martínez solo pudo abonar 1,5 millones, o incluso la totalidad del préstamo, que asciende a 81 millones. Una posibilidad que todos rehuyen, pero nada descartable tampoco, atendiendo a que el pasado mes de febrero el Consell ya desembolsó 4,8 millones.

La relación entre Bankia y la Generalitat ha tenido sus altibajos desde que la sentencia de la jueza Alabau anulara el aval en una sentencia contraria al IVF, pero que paradójicamente le beneficiaba al eximirle de su responsabilidad. El Consell, además de no recurrir el fallo, no disimuló la liberación que suponía para sus arcas públicas. Desde ese momento, banco y abogacía de la Generalitat, iniciaron una particular batalla judicial no exenta de duros reproches, en los que Bankia llegó a acusar al Ejecutivo valenciano de «traición y deslealtad». En uno de sus escritos, los abogados del banco culparon al IVF de «mantenerle ignorante» del proceso abierto en los tribunales, con el objetivo de «beneficiarse». Previamente, los letrados públicos habían intentado tumbar las argumentaciones de Bankia para que el TSJ le incluyera como parte afectada, incidiendo en que el asunto era conocido al haber trascendido por los medios de comunicación y que podía haber pedido defenderse antes del auto judicial. Un movimiento que causó un profundo malestar en el entorno de José Ignacio Goirigolzarri. «Que una Administración se oponga al recurso de un codemandado que defiende la legalidad de su actuación es algo realmente insólito», esgrimían desde Bankia. José Císcar, sin embargo, en aquellos momentos trató de quitar hierro al asunto, alegando que los abogados siempre utilizaban una terminología muy dura, pero que las relaciones eran excelentes. Casi nueve meses después de verse sin aval, Bankia podrá defender ahora su total validez. La incógnita es que hará el IVF.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine