Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Gavilán

"Cuando me llamó el Levante descarté de inmediato las otras ofertas"

Gavilán, formado en la cantera del Valencia, da por superada su lesión y dice que le queda "todo por ofrecer"

"Cuando me llamó el Levante descarté de inmediato las otras ofertas"

"Cuando me llamó el Levante descarté de inmediato las otras ofertas"

Su fichaje da el perfil perfecto del proyecto del Levante UD. ¿Quién le llamó?

No hablé directamente con Quico Catalán ni con Manolo Salvador, pues la llamada fue por medio de mi representante, con quien había ya contactos y fue fácil realizar las negociaciones. Con quien si que hablé fue con futbolistas como Pedro López y David Navarro, excompañeros y amigos, de los que me fío totalmente. No tuve ninguna duda.

Dijo que «volver a casa» fue fundamental para tomar su decisión. Que llevaba años esperando este momento?

Es un alivio muy grande volver a casa, no voy a engañar a nadie. Tenía ofertas similares, pero el hecho de volver a casa la desmarcaba de las demás. Tenía la oportunidad de estar otra vez con los míos. Me hace muy feliz estar con mi gente, y por venir a un club que desde hace tiempo venía detrás de mí. Ahora se han dado las circustancias, acababa mi contrato, no estaba jugando? y el Levante UD era la mejor opción, con diferencia, si lo juntaba todo.

Gavilán ha vivido de todo en el Getafe desde que se marchó del Valencia. ¿Cuál es su balance general?

El balance, en general, es positivo. Creo que tuve un primer año, como cedido muy bueno. Después de volver a Valencia y otra vez regresar a Getafe tuve tres años muy positivos. Lo peor vino luego, cuando tuve la lesión grave. A partir de ahí, los dos últimos años no han sido como esperaba. Después de la lesión, no tuve continuidad, y yo ya estaba del todo recuperado. El entrenador no me dio continuidad.

Luis García Plaza no confiaba en usted...

Ya sabemos todos como funciona el fútbol. El entrenador tenía preferencias por otros jugadores. Mi relación con él era buena, pero yo, dando lo máximo, no tuve casi oportunidades.

Después de estar en un club sin presión, llega a otro que tiene un poco más, después de estos años de crecimiento deportivo y social del Levante UD.

Está claro que en Getafe, por unas cosas o por otras, la presión nos la marcábamos nosotros los jugadores. Allí no hay un apoyo social grande. En el Levante UD es diferente. La gente va al campo, cada vez más, y se respira mucha ilusión. Eso es muy importante para un jugador que llega. La gente me exigirá más que en el Getafe, pero a la vez uno sabe que estará más arropado por la gente. Eso, para un futbolista, es esencial.

¿Qué opina de la progresión del Levante UD? Lo citan como un ejemplo de fútbol sostenible?

Estoy muy ilusionado con este proyecto. Lo he seguido desde la distancia. Estas últimas campañas han sido muy buenas. El objetivo es seguir por el mismo camino. La gente que lo gestiona es muy responsable, está muy comprometida con su trabajo. Y tenemos claro que el objetivo es permanecer en Primera, y si aspiramos luego a algo más, pues mejor. No es un tópico lo que digo. El Levante UD estuvo en Europa con esta mentalidad. Este modelo funciona y cada año está más consolidado.

Llega a un equipo que ha confiado en futbolistas que las pasaron canutas con las lesiones. Y todos volvieron a triunfar. Koné es el mejor ejemplo.

De todo se aprende. Y de las lesiones también. Aunque no es recomendable pasar por ahí, la verdad es que de las peores experiencias es de donde más se aprende. A mí me ha enseñado a ser más duro, me ha servido mucho para reforzarme psicológicamente, más constante en mis cosas. Ahora, sin duda, la lesión está olvidada. Hace ya dos años de la última. Estoy a tope.

¿Qué echaba más de menos de Valencia?

A mi gente. Tengo la misma relación con mis amigos que cuando tenía 18 años. Y, por supuesto, a la familia, a mi mujer. Otra cosa que echaba de menos es este clima, la luz de Valencia. He estado 8 años prácticamente fuera. Ahora que he tenido la posibilidad de volver es muy motivador tener el cariño de los míos.

¿Qué referencias tienes de la plantilla? ¿Qué papel espera tener en el equipo?

He seguido mucho al equipo, y tiene jugadores muy interesantes. Por ejemplo, Ivanschitz, con quien el equipo ha ganado mucho en golpeo. Y tengo muy buenas relaciones con Pedro López y David Navarro. Con Juanfran también me llevo muy bien. Eso me ha servido mucho para decidirme.

Zurdo, técnico, buen «asistente» y con un chut potente... En su formación, ¿ha influido mucho sus inicios en el fútbol sala?

Jugar al fútbol sala da un plus para jugar al futbol. Te aporta más técnica. Mi padre me dijo que hasta que no cumpliera los 9 años no me iba apuntar a fútbol. Al ser las distancias más reducidas, el fútbol sala te da cosas. Impera la técnica a lo físico.

¿Qué recuerdos le quedan del Valencia? Se fue en una etapa complicada. Ahora jugará en Mestalla con la camiseta del rival de la ciudad.

Coincidió con un momento e transición, con Koeman y decidí salir por mi bien. El Valencia me dio la posibilidad de formarme desde los 10 a los 20 años, donde hice muchos amigos, y donde crecí, y se lo agradezco mucho. Nunca hubiese imaginado jugar allí con la camiseta del Levante UD.

¿Le queda algún rencor porque el Valencia no le dejara jugar la final de Copa de 2008 como futbolista del Getafe?

Estaba en la cláusula, porque entonces estaba cedido. Había jugado todas las fases, hasta la semifinal... Mi padre habló con el entonces presidente, Agustín Morera, y yo también, pero no pudimos hacer nada.

Compartir el artículo

stats