El club de Atletismo de Avapace ha logrado completar con un rotundo éxito su tercer reto: 500 km, en 50 carreras de 10k ininterrumpidas, desde el mediodía del viernes 20 hasta las 14 horas del domingo 22. Tres días de pruebas impecablemente organizadas en la Marina Real del Puerto de Valencia por los atletas, padres y colaboradores de la Asociación Valenciana de Ayuda a la Parálisis Cerebral.

Cincuenta carreras por las que han pasado 1.100 corredores populares que han seguido la estela de los carros de atletismo con alumnos de la asociación. Una aventura sin precedentes de esfuerzo y emociones a seis minutos el kilómetro. Cincuenta horas de running que dieron para compartir anécdotas hilarantes o emotivas.

Los atletas que lideraban las carreras con los carros con alumnos de Avapace lo ofrecían a quien quisiera empujarlo. La mayoría pedía hacer el relevo y se sorprendían por la ligereza de desplazamiento de los más adaptados para el atletismo. Pudieron sentir lo que es llevar en carrera a un niño ilusionado que de mano en mano vivía la experiencia de su vida, sobre todo al entrar en meta cuando todos lo rodeaban entre aplausos, sudores y endorfinas. Un abrazo colectivo que impregnó de vida a todos, no sólo a los pequeños.

Algunos no faltaron a la cita y corrieron su 10k tras acabar el I Maratón Nocturno Amanece x Chiva (43.500 metros). Una corredora decidió culminar 13 carreras (130 km) y otros como el ultrarresistente corredor Raúl Zurriaga completó 240 kilómetros durante el fin de semana.

Como en la vida, el reto lo marca cada cual. Avapace ha tenido la virtud de mostrar y expandir la riqueza del mundo de la discapacidad en forma de afecto y esfuerzo. El resto lo han puesto los corredores valencianos, que nunca fallan.

Al final, la recaudación para la asociación ha sido de 6.000 euros y 4.000 más donados en materiales, pero su presidente Benito Velasco insiste en que el objetivo del reto no era el económico sino el social: «Mostrar a nuestros hijos y sus familias tal cual son, con sus ilusiones y sus dificultades, y transmitir el esfuerzo y la superación a través del deporte. Y creo que lo hemos conseguido».