Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valencia CF

Lim pide más garantías al Consell

El millonario asiático no da noticias desde Singapur, donde sigue revisando el contrato que la Fundación lleva esperando recibir desde el viernes

Varios patronos dialogan durante la reunión que mantuvieron el pasado viernes junto a la sede de la Fundación.

Varios patronos dialogan durante la reunión que mantuvieron el pasado viernes junto a la sede de la Fundación. j. m. lópez/superdeporte

Los pronósticos de la Fundación Valencia CF de recibir el contrato de compraventa del Valencia antes del domingo, desde Singapur, no se cumplieron. Peter Lim no dio ayer tampoco señales de vida, por lo que el Patronato para ratificar el traspaso accionarial del Valencia no ha podido ser convocado ni para mañana ni para el miércoles, como así anunció su presidente, Aurelio Martínez, al término de la última reunión informal, el pasado viernes. Los aficionados continúan retirando hojas del calendario sin recibir novedades desde el máximo accionista de la entidad. El valencianismo sigue en su «día de la marmota», en ese bucle donde el intercambio de documentos y los supuestos obstáculos de terceros protagonistas para que se fructifique la venta impiden encontrar una salida.

Las últimas noticias sobre el proceso de venta llegan silenciosamente desde el sudeste de Asia, donde el equipo de Peter Lim continúa, supuestamente, revisando el contrato que debe enviar a la consultora Price&Waterhouse Coopers, para que esta lo entregue a la Fundación y convoque la reunión para anunciar el desenlace. La asesora del magnate singapurense ha solicitado ahora unas garantías a la Generalitat por las que el gobierno autonómico se comprometa a asegurar que la estabilidad del Valencia no se va a ver alterada por nada. En concreto, por el caso «Newcoval», después de la aparición de su exconsejero delegado, José Granell, la pasada semana, para reclamar 87 millones por el plan urbanístico. Y también para que le dé seguridad sobre el estado accionarial del Valencia, al estar en curso una denuncia contra responsables de la ampliación de capital de 2009. Según fuentes de la Fundación, estos son los últimos cabos que le faltan por atar al millonario oriental, al que la pasada semana le entraron serias dudas de seguir adelante con su decisión de convertirse en propietario del club de Mestalla.

El tiempo corre en contra de la Fundación y, por tanto, del Valencia. A falta de una semana para que comienza la pretemporada (la plantilla está citada el próximo lunes, 7 de julio), el futuro del club está en el aire. Queda poco margen para poner las bases del próximo curso, unos límites que comienzan a preocupar seriamente a algunos patronos. El proceso se ha dilatado mucho más de lo previsto. Primero, con la larga negociación entre el singapurense y Bankia, sellada el pasado 6 de junio, tres semanas después de que la Fundación hubiese elegido por unanimidad a la oferta del asiático como ganadora. Aquel acuerdo quedó sujeto a un «conjunto de hitos» que todavía no se han cumplido. El decano de los abogados valencianos, Mariano Durán, recomendó no firmar la venta en las condiciones requeridas por el equipo de Lim. El Patronato, sin embargo, sigue dando por hecho que se cerrará.

Compartir el artículo

stats