Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un resultado histórico... y antidepresivo

Un punto 60 años después

Benifairó de les Valls celebra el primer punto de su equipo tras sufrir todo tipo de goleadas en el año del regreso

Un punto 60 años después

Un punto 60 años después

La calle Alcalde Llueca de Benifairó de les Valls tiene una configuración extraña, con una acera levantada más de un metro sobre la calzada. Los más viejos del lugar recuerdan que ese muro formaba el graderío y que, a sus pies, estaba el antiguo campo del fútbol, donde jugaba el Esplai de Benifairó. Hacía 60 años que no existía «el equipo del pueblo». Desde hacía veinte, un club, el CE Benifairó, daba salida a las inquietudes balompédicas de los más pequeños. Alan Albiach, que ejerce de presidente en la entidad, recuerda que «mi tío, que tiene 82 años, arreglaba las zapatillas. Mi padre jugó allí... pero aquello había desaparecido. El pueblo se decantó por el fútbol sala y se llegó a ser cuartos de España».

Este año, sin embargo, se decidió, por fin, armar un equipo de adultos. Y el pasado domingo aconteció un hecho histórico para ellos: jugando en Faura porque el campo está en obras, consiguió su primer punto. De falta y en el último minuto, ante un vecino, el Estivella CF. Empate a dos. Un resultado que habría sido uno más de la competición si no fuera porque el Benifairó contaba sus partidos por goleadas. El Saguntino B les había marcado 17 goles, ocho el Massamagrell B, 24 el Pobla de Farnals, once el Almàssera, 14 el Bonrepós i Mirambell, 16 el Athletic Puig, 19 el Alboraia B, once el FB Sagunto B y doce el San Lorenzo, en el primer partido de la liga del regreso. «No pocas veces hemos hablado de que había que tener paciencia y no venirse abajo. Que no tuviéramos que deshacer el equipo. Habíamos tenido un equipo de veteranos que le habían salido bien las cosas, pero la verdad es que esto se hizo duro».

Con siete jugadores empadronados en el pueblo y otros porcedentes de la comarca, no hay más explicación que el nivel es el nivel. «Recuerdo que, antes de empezar la temporada, se hacían comentarios en el sentido de que, si ascendíamos a Primera Regional, podíamos vender la plaza. Luego nos encontramos con la cruda realidad». Pero existe una esperanza: la evolución. «Estoy convencido de que el año próximo mejoraremos y que las cosas irán mejor. Lo importante es no mirar los resultados y tener paciencia. Yo he sido entrenador de niños y sé lo díficil que es cuando un equipo empieza de primer año y le meten muchas goleadas. Cuando eres de segundo año, las cosas cambian».

El punto se celebró como si de un título de tratara. Y con anécdota incluida. «Un jugador nos pidió la baja porque no podía soportar sufrir las derrotas que nos daban. Se marchó y firmó... por el Estivella. Volvió a jugar contra nosotros... y tampoco pudo ganar, pero esta vez con el equipo rival. Bueno, es una anécdota». Es cierto que la fama ya la tenían colgada y se buscaban las comparaciones con el Sueca United, ese equipo que hace de la derrota su razón de ser y que sigue superando al Benifairó (cero puntos y 170 goles encajados). «En los foros de fútbol regional lo lees: "Jugamos con el Benifairó. Ganaremos. Ahora falta ver por cuantos goles". Espero que este primer punto sirva de estímulo. El equipo está cogiendo más y mejor forma».

Ademas del amateur, el CE Benifairó, población de 2.260 habitantes, tiene equipos en todas las categorías de fútbol ocho. «Vamos creciendo conforma los niños suben la escalera. En unos años esperamos llegar hasta juveniles. Todo lo que hagamos será bueno para el pueblo». Y sienten el apoyo de su afición.. «El que lleva el bar de Faura dice que vende más cuando vamos nosotros a jugar».

Compartir el artículo

stats