Svetislav Pesic pasó rápido por Valencia y aunque no rompió la barrera del sonido, hizo mucho ruido. Mañana, el Valencia Basket se enfrenta en la ida de los octavos de la Eurocopa, al Bayern de Munich, un proyecto moldeado por el técnico serbio y su hijo Marko, director general del club, y que tiene a Dusko Savanovic como una de sus referencia ofensivas.

El veterano entrenador serbio, ganador del mundial de 2002 con Yugoslavia y de la Euroliga de 2003 con el FC Barcelona entre muchos otros títulos, afrontará además esta eliminatoria tras haber renovado el pasado fin de semana su contrato con el club alemán hasta 2017.

Pesic dirigió al Valencia Basket entre noviembre de 2010, cuando el club destituyó a Manuel Hussein, y junio de 2011. Se hizo cargo de un equipo al borde de la eliminación en la Euroliga y antepenúltimo en la ACB con un triunfo en siete encuentros y con su impronta lo transformó. El cuadro «taronja» no solo superó la primera ronda de la Euroliga sino también el Top 16 y en cuartos de final forzó el quinto encuentro de su eliminatoria con el Real Madrid. En la liga, acabó tercero en la fase regular pero cayó en la primera eliminatoria ante el Bilbao.

Tras hacerle una oferta de renovación, el Valencia la retiró al solicitar más tiempo Pesic. El técnico dirigió en la siguiente campaña al Estrella Roja, del que dio el salto en la 2012-13 al Bayern de la mano de su hijo, que se había hecho cargo del proyecto. El club alemán, que la pasada campaña ganó la liga de su país, busca afianzarse en la Euroliga, que ha disputado esta temporada por segunda vez consecutiva. Pero tras alcanzar la pasada campaña el Top 16, en esta quedó eliminado en primera ronda tras ganar sólo dos de sus diez partidos. A diferencia del Valencia, su aterrizaje en la Eurocopa, ha sido mucho más tranquilo y ganó sus seis encuentros de la segunda fase, lo que le convirtió en el líder de su grupo. Entre la liga y la Eurocopa, acumula trece triunfos en catorce partidos.

La «segunda casa» de Savanovic

El ala-pívot serbio del Bayern, Dusko Savanovic, por su parte, ha recordado que «el ambiente» de la Fonteta es «el mejor de España» y que, a pesar de que es un partido que «significa mucho» para él, el conjunto bávaro tratará de «sacar un buen resultado» aunque «haya emociones» por su regreso, unido al de Pesic. También reconoció que es un partido que «significa mucho» para él, tanto en el plano deportivo «porque es una eliminatoria para la Eurocopa, muy importante si quieres hacer algo en esta competición», como «a nivel personal», ya que se trata de su «segunda casa» y será «un partido con muchas emociones».

Un partido donde será duda el jugador del Valencia Basket Kresimir Loncar será duda por molestias musculares en su pierna izquierda tras el encuentro del domingo ante Estudiantes.