Madridistas durante dos horas. Entre las 20 y las 22 horas de hoy una gran parte del valencianismo simpatizará con uno de sus rivales más declarados, un Real Madrid que en su persecución hacia el liderato del FC Barcelona necesita vencer en casa del Sevilla, principal competencia de los blanquinegros para asegurarse una plaza en la Liga de Campeones. El conjunto de Unai Emery ha recortado en las últimas semanas hasta siete puntos con el Valencia, que ha frenado su ritmo con empates contra Athletic, Villarreal o Rayo y una derrota, ante el FC Barcelona.

Empatados a 69 puntos, el margen de error se estrecha considerablemente. No lo tendrá fácil el Real Madrid en un estadio que no ha visto perder a su equipo en los últimos 14 meses „34 partidos de competición oficial„. Los de Nervión están en un estado de forma envidiable que les ha llevado a situarse en las semifinales de la Liga Europa, torneo del que son los vigentes campeones.

Ante esa euforia ambiental se tendrá que medir el Real Madrid, que recupera a Gareth Bale para la cita, una vez restablecido de su lesión muscular en el gemelo izquierdo. El galés partirá desde el banquillo, para preservarse de cara al encuentro de semifinales de la Liga de Campeones en Turín ante la Juventus, mientras que el enrachado Chicharito Hernández volverá a ser la referencia atacante de los de Ancelotti.

El Madrid busca su décima victoria seguida pero se presenta con un ambiente algo turbio por la ausencia de puntería de su gran estrella, Cristiano Ronaldo, quien protagonizó escenas de frustración en el Bernabéu al no poder marcar en la última jornada ante el Almería y desaprovechar, de esa manera, una manera de distanciarse en la tabla de máximos anotadores con un Leo Messi de nuevo inspirado. A favor del portugués, el hecho de que el Sevilla es una de sus víctimas preferidas: le ha marcado ya 18 goles.