Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Anabel Medina: "Se nota que hay muchas ganas de ver buen tenis en Valencia"

La torrentina se siente «muy satisfecha» de la respuesta del público y de la calidad de las jugadores de «su» torneo

Anabel Medina: "Se nota que hay muchas ganas  de ver buen tenis en Valencia"

Anabel Medina: "Se nota que hay muchas ganas de ver buen tenis en Valencia"

¿Qué balance hace del primer BBVA Open Ciudad de Valencia?

Muy positivo. La lluvia en el último fin de semana se ha quedado, afortunadamente, en algo anecdótico. Los resultados han sido geniales. La gente ha quedado muy contenta, tanto el público asistente al Club de Tenis Valencia como las jugadoras.

Pero mejor si no hubiese llovido, ¿no?

Es cierto que el clima es muy importante en un torneo de tenis. Pero durante casi todo el torneo, con buen tiempo, la gente ha respondido. Hay ganas de tenis en Valencia, se nota.

El Club de Tenis Torrent, donde usted se crió, fue el pionero en Valencia en organizar un torneo femenino de esta envergadura. ¿Cuándo se le ocurrió organizar este?

Es cierto, Torrent fue el último que se disputó en la Comunitat. Era algo que tenía en la cabeza desde hacía tiempo. Tenía ese «runrun» ya dos añitos, pero entonces no era compatible porque todavía estoy en competición, no era fácil. Ahora era ya un buen momento.

Ya no compite en individuales, pero continúa en dobles. ¿Hasta cuándo?

No lo tengo decidido. Ahora estoy con una lesión de hombro de la que me estoy recuperando. Una vez esté bien, ya me plantearé qué torneos juego.

De la pista a ser la organizadora de su primer torneo. ¿Cómo ha vivido el cambio de rol?

Me ha gustado mucho. Me he puesto en la piel del organizador y la verdad es que me ha gustado mucho. Con los años de experiencia que tengo, conozco la forma ideal de darle a la jugadora lo que necesita para que pueda sentirse bien y rendir lo máximo.

¿No le han dado ganas de coger la raqueta y saltar a la pista?

Estaba bastante inmersa en la participación, así que no he tenido tiempo de pensarlo. Pero sí es cierto que me trae buenos recuerdos, de cuando competía. Me hace ilusión ver cómo las niñas se lo dejan todo.

¿Tiene ojo para saber quiénes llegarán a la élite?

Es difícil. El tenis es muy exigente y no todo el mundo puede estar en los más alto. Pero satisface el gran sacrificio de las jugadores, que dan el máximo. La élite será sólo para unas pocas. Es la ley del más fuerte.

¿Hay torneo para rato?

Sí, estamos aquí para darle continuidad. Somos el único torneo de «25.000 dólares más hospitalidad» que hay en España. Sólo hay uno de 25.000, el de Barcelona. Nuestra intención es crecer, subir la categoría algún día, aunque eso es pronto para decirlo. Pero el torneo tiene larga vida. Queremos seguir mucho tiempo. Había un hueco de torneo de tenis en Valencia, aunque el hecho de que haya desaparecido el Open 500 masculino es sólo una coincidencia. Ya lo tenía pensado antes.

Usted ha dedicado su juventud al tenis. ¿Se siente una afortunada por haber llegado arriba?

Sí, totalmente. Tengo una carrera muy larga y estoy muy contenta con ella. Como en todo, ha habido cositas que me hubiese gustado conseguir, pero estoy muy satisfecha de cómo estoy llegando al final de mi carrera, muy involucrada en este deporte.

¿Quién fue su rival más dura?

Me ha tocado jugar contra jugadoras muy buenas, en una época muy prolífica de grandes tenistas. Pero me quedo con Justin Henin, la más completa.

Compartir el artículo

stats