Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los «pichichis» de la regional

«Cuando ganas un partido 19-0 es porque hay mucho trabajo detrás», explica el entrenador, Israel Cuesta

Los «pichichis» de la regional

Ángel Zarca lleva más goles que Leo Messi. Nueve más en cinco jornadas menos. Si el astro argentino acumula 23 dianas en 26 encuentros, este joven delantero de Riba-roja suma 32 en 21 partidos. Cifras de Bota de Oro.

Zarca es el pichichi del Ribarroja B, ni más ni menos que el equipo más goleador de todo el fútbol valenciano. Con 120 tantos a favor después de 21 jornadas disputadas, el conjunto del Camp de Túria, líder indiscutible del Grupo V de la Segunda Regional, es la plantilla que mejores registros ofensivos presenta en todo el panorama del fútbol amateur en la Comunitat Valenciana. Con estos 120 goles, han ganado 18 partidos, han empatado 3 y todavía no conocen la derrota. Además, sólo han encajado 10 tantos en lo que va de temporada, el segundo mejor dato defensivo en toda la Regional después de L´Alcúdia, que sólo ha recibido 9.

Todo ello para orgullo de su entrenador, Israel Cuesta. «Cuando ganas por 19 goles un partido es porque hay mucho trabajo detrás. Empezamos a entrenar el 8 de agosto con un objetivo claro, el del ascenso, y eso ahora se nota», explica el entrenador valenciano, que no puede negar que su equipo practica un fútbol ofensivo. «Trabajamos muchos aspectos tácticos», analiza Cuesta.

Tal como apunta el entrenador, la máxima goleada es un 19-0 ante el Robella Mislata, el penúltimo clasificado del grupo. También destaca el 0-9 contra el At. Casinos, noveno en la tabla.

Aunque tantos goles puedan parecer una bendición, el entrenador debe estar atento a la ansiedad y los egos de aquellos jugadores que quieren marcar su gol. «Cuando llevamos un marcador amplio hacemos que los futbolistas defensivos suban a posiciones de ataque o tiren algún penalti... Es un tema de grupo. En el cuerpo técnico Eugenia se encarga del trabajo psicológico con los chavales», señala el preparador del filial del Ribarroja. De los 22 integrantes de la plantilla sólo seis no se han estrenado como goleadores, incluidos los porteros.

No obstante, la clave de este éxito goleador puede que sea otro. «El 98% de los jugadores somos del pueblo y eso se nota, somos una piña en el campo y fuera», concluye Zarca, el pichichi del pichichi.

Compartir el artículo

stats