Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Encuentro con la Historia

Vascos y valencianos preparan en Benidorm y Parcent jugarán a las modalidades más antiguas

Encuentro con la Historia

Pelotaris vascos y valencianos volverán a encontrarse este próximo fin de semana en Benidorm y Parcent. Jugarán a las modalidades de juego directo como Llargues, que ellos denominan Bote Luzea, y Trinquet de Pilota Grosa, que en tierras vascas se traduce en Pasaka. Además, se enfrentarán en esa modalidad bautizada como juego Internacional creada dentro de la CIJB con aportaciones de todas las federaciones europeas y que mantiene el juego directo pero simplifica y hace sencilla la comprensión para el público nuevo al eliminar las ratlles. Los vascos ven en esta modalidad una vía muy adecuada para competir con la pelota de mayor diámetro, a la que están acostumbrados.

En el juego indirecto habrá partidas de frontón valenciano y de One Wall, tanto en la categoría masculina como femenina, incluso mixta. Benidorm recuperará, el próximo sábado por la tarde, la Avda. de Bilbao como espacio para el juego de pelota tras aquella inolvidable experiencia del Mundial del 96. Allí se jugará a la modalidad de Llargues.

Trinquet de pilota grossa

El más antiguo de los juegos de pelota que existen en territorio español está situado en una pedanía de Confrides, a los pies de la Serra d´ Aitana. Se levantó en 1772, tiempos anteriores de la Revolución Francesa, reinado de Carlos III. En aquellos años se levantan recintos similares en otras pequeñas poblaciones de la Marina, como Murla, Guadalest, Tollos, Benimantell, Benimassot... Incluso en la calle Santa Teresa de Valencia, anunciaba la prensa, se inauguró uno el 26 de noviembre de 1843, del que, evidentemente, no queda rastro alguno. Posteriormente llegaron a construirse adosados a trinquetes, como el de l´Ollería. Arraigaron en Monòver donde recibieron el nombre de galotxetes. Allí se mantienen muy vivas. En Parcent se construyó uno de nueva planta hace seis años, de propiedad municipal, y en el que se invirtieron cerca de cien mil euros. En él jugaran el próximo domingo vascos y valencianos. En los últimos tiempos, por iniciativa del pelotari de raspall, Ricard Santandreu se impulsa una adaptación de esta modalidad a las nuevas canchas de pádel, con el nombre de «mádel». Ya se han realizado algunas competiciones abiertas con notable éxito de participación.

La Pasaka vasca

Era una modalidad practicada en los arkupes , soportales de las casas consistoriales vascas o de las iglesias. Tuvo en el Valle del Baztan, especialmente en Elizondo e Irurita sus últimos reductos en los años setenta del pasado siglo. Hoy gracias al trabajo del club Laxoa Elkartea que preside Tiburcio Arraztoa se ha recuperado en buena medida, si bien con el uso del guante navarro. En Oiartzun (Guipúzcoa) se han sumado al trabajo de recuperación en su forma original de juego a mano. Hay escasas referencias escritas pero sin duda la más interesante es la que aparece en «Los Vascos», (1970)-del antropólogo Julio Caro Baroja, en el que recuerda su origen en el juego de longue paume y afirma que llegaron a utilizarse pelotas de 800 gramos y que el tanteo es idéntico al tenis.

Compartir el artículo

stats