Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Colgó las botas de azulgrana

Quique Setién subió al Levante

«Fichó con 37 años para disputar el ascenso a Segunda y se cargó el equipo a sus espaldas», recuerda el técnico Carlos Simón

Quique Setién subió al Levante

Quique Setién subió al Levante

Quique Setién está en boca del valencianismo. El entrenador de la UD Las Palmas apunta al banquillo de Mestalla la próxima temporada. Setién regresaría a València, ciudad que ya conoce, puesto que colgó sus botas como futbolista profesional en el Levante UD, a la edad de 37 años, después de ser el factor decisivo en el ascenso del equipo azulgrana de Segunda B a Segunda división en la temporada 1995-1996, 21 años después. El futbolista fichó por seis partidos. «No vengo a engañar a nadie. Vengo para subir al Levante UD», aseguró Quique Setien el día de su presentación como futbolista azulgrana. Y a fe que lo cumplió.

Carlos Simón Server (Enguera, 1955), entrenador de dilatada trayectoria en el mundo del fútbol, conoce bien a Setién. Era el técnico del Levante UD aquel año 96. Con su habitual memoria prodigiosa, Carlos Simón recuerda a este periódico aquella hazaña azulgrana como si fuera ayer. «Fue una temporada impresionante. Complicada en sus inicios, porque en la temporada de Estella sólo había dos directivos y hubo cambios en el club. Pero luego todo marchó sobre ruedas y quedamos campeones del Grupo 3 de Segunda B con 13 puntos sobre el Nàstic, que fue segundo. La promoción de ascenso fue espectacular. Subimos en casa a falta de un partido tras ganar 2-0 al Ferrol. Marcó J.J. Pascual, estábamos con diez en el campo, y, acabando el partido, marcó Lucas. Fue una alegría tremenda».

El exentrenador del Levante asocia aquel ascenso de categoría a la figura de Quique Setién. «Fue decisivo en el ascenso. En dos partidos clave se cargó el equipo a la espalda», afirmó con rotundidad. «Nosotros habíamos quedado primeros, pero en la fase de ascenso nos tocó un grupo complicado con el Córdoba, Ferrol y Avilés. A Quique lo asocio con dos partidos clave. El primero fue en Córdoba, donde ganamos 0-1, pero lo pasamos muy mal. En ese encuentro nos jugábamos las opciones de subir o no y Quique dio un recital. El segundo fue el decisivo contra el Ferrol en casa. Cogió el mando del equipo, estábamos con diez, y al final ganamos 2-0», explicó.

Carlos Simón evoca que Quique Setién, pese a que llegó al Levante UD con 37 años, todavía era un jugador «espectacular». «Nos vino de maravilla. Tenía experiencia, muchísima calidad individual, visión de juego, había sido internacional...Recuerdo que en el partido de Liga ante el Mestalla se nos lesionó Manolo Herrero. Pedro Villarroel me dijo si quería que ficháramos a Quique Setién y claro, era un refuerzo de lujo. Era un tipo magnífico y un jugador impresionante. La relación entrenador-jugador era fluida y mantuvimos una muy buena relación. No me extrañó que después fuera entrenador», remata Simón.

Compartir el artículo

stats