Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portero del Mestalla

"Sivera lo tiene todo"

Los exporteros Palop, César Sánchez y Sempere alaban las «condiciones técnicas» y la personalidad del meta del Mestalla, gran protagonista en la fase de ascenso a Segunda - «Es sobrio, tiene buena colocación y técnica, transmite seguridad», coinciden

En la imagen de fortaleza colectiva que el Mestalla está desplegando, camino del ascenso a Segunda, está destacando la felina aportación de Antonio Sivera. El portero de Xàbia, de 20 años, ha sido decisivo en las eliminatorias previas y apunta a portero grande, justo cuando el primer equipo, con Marcelino al mando, aborda una renovación integral bajo palos. Al respecto, Levante-EMV ha consultado la opinión de los míticos exguardametas Andrés Palop, César Sánchez y José Manuel Sempere. Los expertos no dudan: «Sivera lo tiene todo para triunfar». El Mestalla recibe al Albacete (sábado, 19.00) en la ronda final para el ascenso.

Andrés Palop, jugador del Valencia entre 1999 y 2005 y que triunfó en el Sevilla, alaba el carácter y las cualidades técnicas de Sivera: «En un partido de mucha exigencia (en La Condomina ante el Murcia), demostró tener personalidad. Hizo dos intervenciones decisivas. Un remate a bocajarro y en el 89 sacó una mano dificílisima. La pelota iba rasa, al palo corto. Son acciones en las que, si dudas un segundo, estás vendido. Tiene agilidad, capacidad con los pies, le pega bien con las dos piernas, muy importante para todo equipo que juegue desde atrás», describe el de l´Alcúdia.

Por su parte, César Sánchez, exportero del Valencia, Real Madrid y Zaragoza, coincidió con Sivera en la pretemporada del pasado año, cuando formaba parte del cuerpo técnico de Pako Ayestarán: «Tiene todas las condiciones técnicas para ser un gran portero. Ha crecido en un ambiente de mucha exigencia, en una escuela como la del Valencia, yendo a las categorías inferiores de la selección. He podido trabajar con él, le he visto jugar bastante, y es un excelente guardameta. En la ida contra el Murcia, sus paradas dejaron vivo el cruce».

La «sobriedad», la «confianza» y la «seguridad» son argumentos a la hora de analizar a Sivera que aparecen en la charla con Sempere, con 320 partidos entre 1980 y 1995 en el Valencia: «Es sobrio, con buena colocación y técnica, transmite mucha seguridad. Estuvo a la suya todo el partido, sin que le afectase el ambiente en contra. Tiene el saber estar de los buenos porteros».

Según Palop, Sivera aporta templanza a una posición crucial para todo proyecto con aspiraciones: «Es esencial siempre disponer de un buen portero, no puede haber debilidad en esa demarcación. Ha llegado a la sub´21 estando en Segunda B, no extraña la dinámica del primer equipo, tiene proyección».

En ese sentido, César aporta otra reflexión, más profunda, ya que en su opinión el auge del filial y la eclosión de Carlos Soler demuestran que los canteranos «merecen ser tratados con las mismas exactas condiciones» que los fichajes de valores «de 19 o 20 años» de otros equipos y de los que se asume que son futbolistas ya preparados para jugar en la élite. Con un añadido diferencial, el del sentimiento de pertenencia: «Son jugadores imprescindibles, que transmiten un hilo conductor de valores, sentimiento, afección», señala Sánchez.

«Tienen madurez acelerada»

El rol que vaya a ocupar Sivera tras el verano es otra de las cuestiones candentes, con Mat Ryan traspasado y Diego Alves en el mercado. Todo apunta a que Marcelino lo hará entrenar con el primer equipo y que tenga ritmo de competición con el filial. Eso sí, tanto Sempere, como César y Palop descartan que, en caso de necesidad, la temprana edad sea un problema: «La edad no debe ser un impedimento para contar con él. Yo debuté con 22 años, Casillas con 18», apunta Sempere. «Lo importante es que, cuando llegue la oportunidad, sienta la confianza. Debe estar a un escaloncito del debut oficial». César desmonta la extendida teoría de que los porteros deben pasar el umbral de los 24 años antes de ser titulares. Es al contrario. Los porteros están mentalmente más curtidos: « Yo debuté muy pronto por las lesiones de otros compañeros. La edad no es una variable definitiva. Los porteros tienen una madurez acelerada, están acostumbrados a soportar el peso y la responsabilidad de un equipo entero. A su edad debe jugar, no estar parado. Si sube el Mestalla, mucho mejor, claro».

Palop recuerda que la cesión al Villarreal fue lo que catapultó «a convertirme en un hombre en el mundo profesional», pero se muestra convencido de que, con independencia del camino, con su talento la oportunidad le llegará «como un proceso natural».

Compartir el artículo

stats