09 de noviembre de 2017
09.11.2017

La ocupación hotelera supera el 90 % con motivo del Gran Premio

Los aficionados al motociclismo eligen Buñol, Cheste y Chiva como los principales destinos

09.11.2017 | 04:15
La ocupación hotelera supera el 90 % con motivo del Gran Premio

Una decena de hoteles y albergues de las inmediaciones del Circuito de Cheste cuelgan el cartel de completo a tres días de la última cita del año para los aficionados y amantes del mundo del motociclismo en la localidad valenciana de Cheste.

Este año, los cientos de miles de seguidores del Gran Premio de la Comunitat Valenciana fueron más previsores y solicitaron la entrada para el circuito de Cheste varios meses atrás, sabedores del aluvión de amantes del motociclismo que año tras años se congregan con más fuerza. Así, a mediados de septiembre las entradas del Gran Premio se habían agotado y los 110.000 asistentes al circuito comenzaron a buscar el lugar donde pasarían los días previos.

Buñol, Cheste y Chiva han sido las localidades más demandadas desde hace años debido a la cercanía que presentan, llegando a congregar hasta 600 espectadores entre sus instalaciones y siendo los primeros en conseguir el 100 % de ocupación. Así, un tercio de los visitantes al Gran Premio de la Comunitat Valenciana se alojará en poblaciones cercanas al circuito y unos 2.400 tifosi más lo harán en el camping que la propia organización oferta por veinte euros diarios y el cual cerró la puerta a nuevas reservas tras completar aforo el pasado día.

El resto eligen la propia ciudad de València. A los casi 2.500 hoteles, hostales y apartamentos turísticos poco les falta para seguir el camino de Buñol, Chiva y Cheste. Y es que, al cierre de esta edición, unas 26.000 personas ya habían realizado la reserva de la habitación, permitiendo que sus directores puedan afirmar que han alcanzado el 90 % de ocupación en sus dependencias en un día tan señalado para la Comunitat Valenciana como lo es la última cita del año del premio de Moto GP, tal como aseguró Luis Martí, presidente de la Confederación de Empresarios Turísticos de la Comunitat Valenciana.

Hogares chestanos como alternativa a la oferta hotelera

La primera vez que Ana María Cardañosa alquiló las habitaciones de su hogar, en Cheste, fue en 1999. Dieciocho años después, los mismos amantes del Gran Premio que acudieron por primera vez a su casa se vuelven a reunir, una visita anual que no ha cesado en los últimos años. Y es que ésta es la alternativa que miles de personas eligen para disfrutar del circuito. Más de un centenar de chestanos ofrecen habitaciones por 50 euros el día donde los hospedados pueden hacer uso de las instalaciones de la casa, incluidos cocina y baño. También los hay que alquilan las plazas de garaje por 30 euros para aquellos que decidieran acudir a la cita con sus propias motocicletas. De esta forma, los asistentes acceden a otra forma de vivir el día más importante para la localidad valenciana de Cheste, a la vez que los lugareños pueden sacar un mínimo de provecho económico siendo ellos los que, año tras año, conviven con la emoción y el rugido del motor de Cheste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes