El Valencia Basket y la Fonteta se hicieron fuertes para volver a ganar en la Euroliga en un choque muy denso ante el CSKA de Moscú y que, pese a la competencia del fútbol, presentó una entrada a la altura del choque. La calidad rusa sucumbió frente al esfuerzo «taronja» que con un gran trabajo colectivo y arrebatos individuales en momentos puntuales cimentó una victoria que da un gran sorbo de moral a la plantilla de cara a lo que se avecina en el futuro. Las eliminaciones de Itoudis y San Emeterio evidenciaron la tensión del choque y el CSKA emitió tras el partido una queja formal a la Euroliga por el arbitraje.

Partido largo e intenso

El Valencia Basket trató de ahondar desde el inicio del encuentro en el punto débil del CSKA y que radicaba en la ausencia por lesión de todos sus pívots. Pleiss fue el jugador más destacado en los de Vidorreta en el primer cuarto imponiendo su ley en la pintura. De Colo tomó de manera descarada el protagonismo desde ese momento y con sus triples propició que el conjunto de Itoudis llegara con ventaja al concluir el primer capítulo del choque (21-23).

Bajo la batuta de un entonado Abalde, el Valencia Basket tuvo sus mejores momentos en el inicio del segundo cuarto para lograr despegarse en el marcador (49-38). El CSKA minimizó daños antes de irse a los vestuarios gracias a acciones individuales que dejaban el duelo abierto (49-42).

El cuadro moscovita salió intenso tras el descanso (49-49) aunque el conjunto de Vidorreta con la inspiración de Dubljevic, quien volvió tras su lesión, los puntos de Green y un gran esfuerzo colectivo permitió a volver conseguir la delantera en el electrónico (70-61). En un choque de poder a poder todo quedó en el aire al acabar el tercer cuarto (73-66).

El último período arrancó con intensidad tras la expulsión por doble técnico al técnico del CSKA, Itoudis. El californiano Green sabía que era su momento y un triple suyo disparó la ventaja «taronja» (82-68). El plantel ruso demostró su experiencia para no venirse abajo en un momento complejo y se reenganchó al duelo hasta lograr igualarlo (93-93). En un ambiente tenso tras la eliminación a San Emeterio, la sangre fría, dos triples estratosféricos de Rafa Martínez y Abalde y los tiros libres decantaron la balanza.

Amenaza de huelga

La Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) y la ACB rompieron ayer las negociaciones para la renovación del convenio colectivo después de una reunión de cinco horas en la sede del Consejo Superior de Deportes. La ABP fue más allá y convocó una huelga que coincidirá con la Copa del Rey de la próxima semana en Gran Canaria. Entre los representantes de los clubes estuvieron por parte del Valencia Basket José Puentes y Esteban Gallego. El fondo social ha sido el detonante de la discordia ya que la ABP no ha aceptado por parte de la liga la propuesta de sustituir este fondo por un pago fijo de 220.000 euros y el 1% neto de los ingresos televisivos y para las siguientes tres campañas un pago fijo de 105.000 euros y un 1% variable por los derechos televisivos.