Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

El muro multiplica los puntos

El Valencia solo ha encajado un gol en los últimos cinco partidos, resueltos con pleno de victorias

El muro multiplica los puntos

En la velocidad de crucero que ha tomado el Valencia en dirección a la Liga de Campeones, la seguridad defensiva es una de las claves, sino la principal. Las últimas cinco jornadas son concluyentes. El equipo de Marcelino solo ha encajado un gol y ha realizado pleno de puntos, 15 de 15. El conjunto blanquinegro llega al tramo decisivo de la campaña asemejándose cada vez más a la versión de eficacia atacante y defensiva ideada por el técnico.

A diferencia de otras fases del campeonato, en las que el poderío atacante ayudaba a subsanar los desajustes en la zaga de un proyecto en construcción, el Valencia ha recuperado la eficiencia característica de épocas pasadas, con Alfredo Di Stéfano, Víctor Espárrago, Héctor Cúper o Rafa Benítez en el banquillo, donde se instauraron casi como una rutina marcadores como el 1-0 y 0-1, los dos últimos que han significado seis puntos que han aupado al Valencia hasta la tercera posición del campeonato. Solo el alavesista Rubén Sobrino, en el minuto 49 del triunfo del Valencia por 3-1 ante el conjunto de Abelardo, ha logrado batir en todo lo que se lleva de marzo y abril la portería defendida por Neto (y por Jaume ante el Leganés).

Una de las obesiones de Marcelino durante toda la temporada ha sido la de cerrar la defensa como parte de la identidad del equipo. Un reto que ahora se ha logrado después de que el equipo haya acusado rachas de lesiones (Murillo y Garay, principalmente) en una demarcación en la que hallegado a actuar el mediocentro Francis Coquelin. En algunas ocasiones, el buen entramado defensivo se vio afectado por la extraordinaria eficacia de los rivales. Sobre todo en los meses de diciembre y enero, los del bajón de resultados, los contrarios chutaban poco, pero marcaban casi siempre y solían ganar ante la sequía atacante provocada por las lesiones de Guedes, Soler y la falta de puntería en ese tramo de Zaza.

En las últimas cinco jornadas, sin embargo, el nivel defensivo del Valencia ha alcanzado el notable. En partidos puntuales se ha sufrido (la primera parte frente al Sevilla, los disparos desde media distancia del Espanyol), pero Neto, Jaume, los centrales Garay y Paulista y Gayà en el lateral izquierdo han multiplicado su contundencia. La regularidad alcanzada ha permitido dar descanso en las dos últimas jornadas a Murillo, que hizo el sobreesfuerzo de volver al equipo sin descansar tras su lesión.

Compartir el artículo

stats