El València Esports y el Playas de Castellón, los dos únicos representantes españoles en la Copa de Europa de clubes de atletismo que se celebró este fin de semana en el Alexander Stadium de Birmingham (Inglaterra) acabaron ambos en la tercera posición, en un campeonato en el que se impuso el Enka turco en categoría masculina y el Sporting de Lisboa en la femenina.

Después de que el pasado año no se disputara la competición, tras la renuncia de varios equipos a competir en la localidad turca de Mersin debido a su cercanía geográfica con el conflicto armado de Siria, este vez sí que se ha podido celebra la 43 edición del torneo.

Los equipos valencianos volvieron a acabar en el podio, un logro que el Playas de castellón ya ha conseguido con el de este año en siete ocasiones, mientras que para las valencianas supone su decimoséptima vez entre las tres primeras clasificadas.

En hombres, el club turco se impuso con un total de 155,5 puntos conseguidos en las diecinueve pruebas celebradas, seguido del Sporting de Lisboa con 152 puntos, mientras que el Playas de Castellón mantuvo la tercera plaza con al que concluyó la primera jornada, con 139.5 puntos.

La mejor actuación de los atletas del equipo español, fue el triunfo en 5.000 de Thierry Ndikumwenayo, y la segunda plaza de Javier Cienfuegos en martillo, aunque .

En féminas, el València Esports ocupó la tercera posición del podio con 160 puntos, a cuatro del Enka y a seis del Sporting de Lisboa, que se llevó el campeonato tras imponerse en la prueba final de los relevos 4x400, a la que llegaron empatadas con las turcas y revalidaron así el título. con un cómputo final de 160 puntos. Las atletas del club valenciano tan solo fueron superadas por cuatro y seis puntos de diferencia, respectivamente.

En la segunda jornada, el equipo que dirige Rafa Blanquer estuvo a punto incluso de ganar el título en una lucha sin precedentes con los dos clubes más fuertes del continente. También son dignas de mención las anfitrionas, que disputaron una muy buena competición obteniendo finalmente una meritoria cuarta plaza y unos notables 124 puntos, teniendo en cuenta el tremendo nivel de portuguesas, turcas y españolas.