09 de junio de 2018
09.06.2018

Barberá se queda sin equipo, sin carné y acepta 22 días de trabajos comunitarios

El Pons Racing expulsa al piloto valenciano del Mundial de Motociclismo por su quinta condena, tres por conducir ebrio y dos con el permiso retirado

09.06.2018 | 00:09
El piloto a su salida de los juzgados.

«Las leyes están para cumplirlas. Estoy arrepentido, es un error grande que llega en un mal momento». Son las palabras que pronunció Héctor Barberá a su salida de los juzgados tras aceptar ayer una pena de 22 días de trabajo en beneficio de la comunidad y un año de retirada del carné por conducir bajo los efectos del alcohol, con una tasa que casi triplicaba la permitida. Arrepentimiento muy similar al que mostró el piloto valenciano en enero de 2012 cuando fue detenido por primera vez por idéntico motivo. Desde entonces hasta hoy hasta en cinco ocasiones ha sido condenado por delitos contra la seguridad vial, tres por alcoholemia positiva y dos por circular con el permiso retirado.

Las consecuencias de la reincidencia del piloto de Dos Aguas esta vez han ido más allá del terreno personal. Su equipo, el Pons Racing, emitió anoche un comunicado informando de su expulsión inmediata. De esta forma, ya no correrá el Mundial de Moto 2 esta temporada y, posiblemente, nunca más. "A raíz de los últimos acontecimientos sucedidos en València con el piloto Héctor Barberá la noche del 7-06-18, hoy Pons Racing y Barberá rescinden el contrato de mútuo acuerdo que les unía la presente temporada. Pons Racing quiere agradecer los servicios prestados por el piloto y le desea lo mejor en el futuro", reza el comunicado enviado por el equipo. 

Pese a esta conducta reincidente, el Juzgado de Instrucción número nueve de València no pudo aplicarle la circunstancia agravante de reincidencia al tener el piloto de Moto2 los antecedentes penales ya cancelados, según ha podido saber este periódico. De esta forma y tras reconocer los hechos en un juicio rápido, Barberá fue condenado por un delito contra la seguridad vial a solo doce meses de retirada del permiso de conducir y a 22 días de trabajos en beneficio de la comunidad relacionados con la seguridad vial.

El piloto fue detenido por la Policía Local de València a la 1.15 horas del jueves cuando circulaba en un Audi RS6 por la calle Menorca «de forma descuidada, a gran velocidad y efectuando maniobras de derrapaje y frenado de forma injustificada». Al observar los agentes los «claros síntomas de embriaguez» que presentaba Barberá, como «un fuerte olor a alcohol», le sometieron a un control de alcoholemia, según detalla la sentencia. Dio una tasa de 0,67 miligramos.

Inicialmente el fiscal solicitó una pena de 33 días de trabajos comunitarios, relacionados con la seguridad vial, y un año y medio de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes