13 de julio de 2018
13.07.2018
Secuestro

Semedo sale de prisión tras pagar una fianza de 30.000 euros

El central del Villarreal CF no podrá salir de España ni acercarse a menos de 300 metros de su víctima

12.07.2018 | 23:36
Semedo sale de prisión tras pagar una fianza de 30.000 euros

El central portugués del Villarreal CF, Rubén Semedo, en prisión desde el pasado 22 de febrero por supuestamente secuestrar a un hombre en su chalé de lujo, en Bétera, agredirle, amenazarle y tirotearle -no le alcanzó- con un arma ilegal por una deuda de 5.000 euros, podrá salir a la calle en las próximas horas. Semedo, tal como informó entonces Levante-EMV, fue detenido el 20 de febrero, nueve días después de que ocurrieran los hechos.

Así lo ha acordado la jueza de Instrucción número 11 de València tras atender las razones expuestas por el nuevo abogado defensor de Semedo, el penalista valenciano Miguel Ferrer, que ha sustituido al abogado portugués del futbolista. De hecho, el anterior letrado no había tenido éxito cuando realizó la misma petición de libertad provisional en abril pasado, petición a la que se negó incluso la Fiscalía.

Sin embargo, ante la nueva solicitud, el ministerio público no sólo no se ha opuesto a la medida de gracia para el central villarrealense, sino que además la ha apoyado atendiendo a dos razones. La primera, el tiempo transcurrido desde su detención, que ha permitido avanzar la instrucción hasta un punto en el que el futbolista ya no podría destruir pruebas.

Y la segunda, que aunque es extranjero, su arraigo en València y en Castelló hace presumir que no intentará huir para sustraerse a la acción de la Justicia.

Eso sí, la jueza ha tenido en cuenta y refrendado las condiciones de la Fiscalía para otorgarle la libertad provisional. Así, obliga al portugués a pagar una fianza de 30.000 euros -la cuantía viene dada por la gravedad de los delitos- y le prohíbe salir del territorio nacional, para lo cual le ha retirado el pasaporte.

También deberá comparecer una vez a la semana a firmar en el juzgado y se le ha impuesto una orden de alejamiento de 300 metros sobre la víctima y cualquiera de los lugares que esta suele frecuentar. Y, desde luego, no podrá ponerse en contacto con ese hombre por ninguna vía.

Rubén Semedo, a través de su abogado, hizo efectivo ayer el pago de los 30.000 euros, su llave para salir de prisión hasta que se celebre el juicio, pero, al tratarse de una transferencia bancaria, el juzgado no le permitirá abandonar el centro penitenciario de Picassent hasta que exista constancia legal de la llegada del dinero a las arcas de Justicia.

Así las cosas, al tratarse de una transferencia, es posible que el central del Villarreal, a quien prohibieron jugar al fútbol en prisión, no pueda salir de la cárcel hasta el lunes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes