Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

San Emeterio: "Nadie lo dice, pero se vislumbra que el equipo tiene una espina clavada"

El alero asegura que los jugadores están con ganas de empezar después de la irregular pasada campaña «Vamos a intentar jugar bien y enganchar a la gente»

¿Cómo va la pretemporada y qué sensaciones le transmite?

Llevamos dos semanas entrenando, es una fase temprana de la preparación, pero teníamos ganas de jugar ya un partido porque desde junio no lo hacíamos. Habían muchas ganas de volver a jugar con los compañeros y, en definitiva, de empezar.

Con la experiencia de tantas pretemporadas realizadas, ¿es una fase algo aburrida para un deportista?

Es una fase difícil pero también necesaria, y cuanto más mayor se hace uno, todavía se hace mayor la necesidad de hacerla. Estamos trabajando bien, conscientes de ello. Todo el mundo ha venido con ganas de hacer un buen año colectivamente. Se nota en la forma que hemos venido y con un mes todavía por delante estamos contentos del trabajo hecho.

Se presenta una temporada distinta con cambio de entrenador, ¿su estilo de juego es más cercano a Pedro Martínez o al de Txus Vidorreta?

A Jaume le gustan mucho los detalles. Ya vimos algo de lo que puede ser su filosofía en Manresa, donde el equipo jugaba de maravilla. Su idea es la de aprovechar al máximo la calidad de los jugadores para que dentro de un sistema se desarrolle esa calidad y es muy detallista. Creo que está más en la filosofía de Pedro Martínez que en la de Txus Vidorreta.

¿Cómo ha vivido esta nueva transición en el banquillo?

Son cosas que pasan. A lo largo de todos estos años te das cuenta que tienes que aprovechar y trabajar con quien estés en cada momento y no mirar más allá porque pueden haber volantazos. Hace un par de años lo vivimos con Pedro Martínez incluso ganando la liga y este último con Vidorreta en un año a nivel de resultados, peor. Ahora toca a trabajar a muerte con Jaume y a ver hasta donde podemos llegar.

La plantilla ha tenido retoques muy puntuales, ¿es una ventaja que la gran mayoría del equipo siga?

Es muy positivo llevar años juntos,el haber vivido cosas y experiencias ya sean buenas o malas, pero en grupo. La savia nueva también es buena que llegue a un equipo y además con gente trabajadora como Matt Thomas, Tobey, que ya lo conocíamos, o Labeyrie. Vamos a tener buena plantilla y con el objetivo de tirar hacia delante.

Sin Euroliga este año, ¿se puede hacer más llevadera la temporada por el menor número de partidos pese al gran nivel que está alcanzando la Eurocup?

Todo el mundo habla de la sobrecarga de partidos de Euroliga pero en la Eurocup también es brutal. Recuerdo que, hace dos años, desde febrero no paramos prácticamente. Los partidos son muchos y la competición es para disfrutarla. A nivel personal disfruté de la Eurocup hace dos años con todo el play-off después de la Copa. En ese momento se empezó a fraguar el ambiente de la Fonteta. Hay que intentar llegar lo más lejos posible sin descartar ganarla. No debemos pensar en lo que podía haber sido, sino en lo que es y trabajar a muerte en las competiciones que vamos a disputar.

¿Existe en el vestuario una espina clavada por la inesperada despedida que supuso la eliminación ante el Gran Canaria en la Fonteta la pasada temporada?

Nadie lo dice, pero se vislumbra en la forma que ha tenido la gente de reaccionar después de caer ante el Gran Canaria. Yo he estado en València hasta mitad de julio y mucha gente estaba trabajando en el gimnasio cuando lo normal era que desconectara y se fuera. Ha habido compañeros que han llegado antes de que arrancara la pretemporada y son detalles que te hacen ver que la gente está con ganas de empezar y de trabajar para delante.

¿Es una quimera pensar que el Valencia Basket pueda volver a ser campeón?

El equipo tiene ambición y ganas. No nos gusta decir que queremos sacarnos la espina porque las cosas vendrán como vendrán pero el trabajo y las ganas están ahí. No es fácil hacer lo que se hizo en su día. Vamos a intentar jugar bien, enganchar a la gente, que se divierta y se identifique con el equipo, y a partir de ahí lo que venga bueno será.

Al margen de buenos resultados el club ha realizado una modificación en el cuerpo médico, ¿el objetivo para la próxima campaña es el de tener una mejor salud en la plantilla?

Hay que pedirla y trabajar para que esa salud venga. Estamos dando pasos para que eso sea así y ahora a esperar que no haya lesiones y que si las hay que no sean graves.

A nivel particular, ¿qué objetivo se ha fijado Fernando San Emeterio?

Quiero ser un Fernando que ayude al equipo en lo que pueda. Mi idea y mi ambición desde que he llegado aquí es que el equipo funcione o gane. Siempre he recalcado que me encuentro muy a gusto en el Valencia Basket y mi ambición a estas alturas de mi carrera es más el bien común y del equipo antes que el de un aspiración personal.

¿Qué supone para el jugador el hecho de saber que un año más hay un nuevo lleno técnico en la Fonteta y que muchos seguidores no han podido conseguir su abono para apoyar al Valencia Basket en la Fonteta?

Primero, que es una afición muy lista porque sabe que este va a ser un muy buen año. En segundo lugar, es un apoyo muy importante saber que la gente siga ahí, pese a que el año pasado, por los motivos que fueran, no fue un buen año, y termináramos de una manera tan dramática en los cuartos de final. Es muy importante su apoyo de cara a la motivación con la que afrontamos la temporada y trabajaremos a muerte para devolverle toda esa ilusión.

Compartir el artículo

stats