08 de diciembre de 2018
08.12.2018

La odisea del Villarreal infantil en Cataluña

Tras 5 horas parado en la autopista por los Comités de Defensa de la República, el autobús del equipo tuvo que dar la vuelta y no pudo participar en un torneo benéfico contra el cáncer l Los niños estaban sedientos y con ganas de ir al baño

08.12.2018 | 20:05
El au¡tobús, parado en la AP-7

Cinco horas bloqueados en la AP-7 y sin poder participar en un torneo benéfico para recaudar fondos para la lucha contra el cáncer. Es lo que le ha sucedido al equipo infantil B del Villarreal que estaba invitado al IV Torneo Benéfico Infantil, en la localidad de Torrellas del Llobregat (Barcelona), que fue televisado por TV3, pero donde no pudo participar la escuadra de la Plana Baixa que es entrenada por Saúl Fernández.

El autobús que trasladaba al equipo de Vila-real a Barcelona quedó atrapado esta mañana en la autopista AP-7 por el corte de tráfico de los autodenominados Comitès de Defensa de la República (CDR) a la altura de l'Ampolla (Tarragona). En concreto, la vía está cortada entre los kilómetros 307 y 311. Los piquetes fueron implacables y no dejaron pasar a ningún vehículo, y el caos fue de consideración.

La expedición estuvo retenida desde las 07.15 a las 12.45 horas, hasta que pudieron dar la vuelta en la propia carretera y para disgusto de los chavales se vieron obligados a tener que volver a Vila-real sin poder participar en el torneo, que sí que se desarrolló, pero sin el equipo «groguet».

Los responsables del equipo pidieron a los organizadores de la protesta que dejasen pasar al autobús y esgrimieron, además, que los niños estaban sedientos y tenían ganas de ir al baño. «No pasáis», fue la respuesta.

El equipo llegó sobre las 16.00 horas a la Ciutat Esportiva Miralcamp y se entrenó en el campo 5 para estirar las piernas después de casi siete horas dentro de un autobús.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes