14 de enero de 2019
14.01.2019

Idas y venidas; últimos fichajes

13.01.2019 | 22:22
Idas y venidas; últimos fichajes

El mercado de invierno ha vuelto a levantar las persianas (hasta el 31 de enero). Las redes sociales se nutren de rumores sobre posibles jugadoras que pueden venir a la Liga Iberdrola, internacionales de renombre, y otras menos conocidas que van a jugar lo que queda de temporada en España.

El término de «mercado de invierno» hace referencia a un plazo a lo largo del mes de enero, en el que los clubes realizan una serie de fichajes para remodelar sus plantillas.

Una nueva oportunidad para aquellas que no han contado con todos los minutos que querían en sus equipos, o para las que ya han terminado la temporada en el correspondiente país en el que estaban.

Puede ser que en un equipo haya bajas, lesiones o situaciones que lleven a querer reforzar la plantilla, y para las que estamos esperando la llegada de nuevas compañeras no tiene ser un motivo de preocupación.

No debe pasar por nuestra cabeza si nos van a «quitar el puesto» o no, sino todo lo contrario, debemos recibir a las nuevas incorporaciones con sentimiento de querer ayudarlas.

Al fin y al cabo ellas vienen a hacer lo mismo. Mantener el máximo nivel y rendimiento a lo largo de toda una temporada no es sencillo, con lo cual este podría ser otro motivo para seguir exigiéndose a una misma dar lo mejor de si siempre.

Dejando el egoísmo a un lado tenemos que mirar por el objetivo común, el del vestuario, ese que defendemos y por el que luchamos en cada entrenamiento y en cada partido.

Posiblemente las que vengan sean jugadoras de otros países, con otras culturas puede que totalmente distintas a las nuestras y no es fácil a mitad de temporada adentrarte en un grupo ya formado.

He sabido lo que es convivir en un vestuario en el que no hablaban mi idioma, en el que los hábitos que tenían eran diferentes a los que estaba acostumbrada. Toca adaptarse (Adriana Martín ha jugado en el Sky Blue estadounidense, en 2011, en el Western New York, en 2012 y 2013, también norteamericano, y en el Chelsea inglés en 2012).

Ir conociendo nuevas maneras de hacer e imitar los comportamientos de las más profesionales.

En el Chelsea FC viví lo que es llegar a un club pocos meses antes del final del campeonato y sin duda, sentir el cariño de las compañeras y técnicos fue parte muy importante en mi adaptación.

Un vestuario sano vale más que cientos de horas de entrenamiento. Por eso hay que tratar de pensar que este es un deporte de equipo y que la que esta al lado, venga de donde venga, es tu «amiga».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes