20 de febrero de 2019
20.02.2019
Balonmano

0-10 por no pagar a los árbitros

El CB Canyamelar, el equipo de València de la Liga Guerreras, es sancionado con la derrota el partido del sábado - No ha recibido ni un euro de los 90.000 de las subvenciones de la temporada pasada del Consell, Diputació y Ayuntamiento

20.02.2019 | 12:57
Jugadoras del CB Canyamelar.

El Club Balonmano Canyamelar, que milita en la Liga Iberdrola Guerreras, la máxima categoría del balonmano femenino español, no ha podido pagar los 11.000 euros que debe a la Federación Española de Balonmano en concepto de arbitrajes en el plazo estipulado. Por tanto en la próxima jornada se le comenzará a aplicar la sanción correspondiente, de darle por perdidos los partidos que juega en su cancha, en el Polideportivo de El Cabanyal.

Con este castigo, el resultado del CB Canyamelar-Rocasa que se iba a jugar el próximo sábado ya tiene el resultado decidido: 0-10 a favor del conjunto visitante.

El CB Canyamelar adeuda 11.000 euros a la federación por no haber pagado a los árbitros, después de no haber recibido ni un euro de los 90.000 de las subvenciones correspondientes a la temporada pasada. Ese dinero se divide en ayudas firmadas con la Generalitat Valenciana, la Diputació de València y el Ayuntamiento de València, repartido aproximadamente a partes iguales. El Consell, en concreto, aprobó una subvención al CB Canyamelar, en la línea de clubes de élite, de 24.300 euros el pasado mes de noviembre. Tres meses después, aún no ha pagado. Lo mismo ocurre con las ayudas de la Diputació y del Ayuntamiento, dos instituciones que, como la Generalitat, alardean de su política de igualdad de genéro.

El equipo femenino de balonmano valenciano se está jugando la permanencia en la Liga Guerreras, por lo que la derrota del sábado supone un duro golpe a su estabilidad deportiva. Si las ayudas no llegan pronto, se da por hecho que descenderá de categoría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes